20.4 C
Caracas
miércoles, 17 agosto, 2022

Claves | Crisis de salud universitaria: ¿a qué se enfrentan estudiantes y profesores?

Los resultados de la Enobu Salud 2022 fueron presentados en el Café con El Pitazo del 15 de julio y las estadísticas no son positivas para profesores y estudiantes de medicina, enfermería y bioanálisis del país

-

El pasado viernes 15 de julio, Carlos Meléndez y Yelena Salazar compartieron con 300 lectores de El Pitazo a través de WhatsApp en el forochat “Salud en crisis: de héroes de la pandemia a víctimas del gobierno”. Los sociólogos y miembros del Observatorio de Universidades conversaron sobre los resultados de la Enobu Salud 2022, una encuesta que dimensiona las condiciones de trabajo y estudio de los profesores y estudiantes universitarios del área de la salud en Venezuela.

Durante más de una hora, los invitados dieron cuenta de cómo los universitarios de la salud pasaron de ser “héroes de la pandemia” para el Estado venezolano (entre 2020 y 2021), para luego ser tratados como enemigos y tener que ejercer en una de las peores crisis sanitarias del país.

Meléndez fue el primer invitado en participar, señalando que “desde el inicio de la pandemia del Covid-19 el personal universitario de salud se convirtió en protagonista de la lucha contra esta enfermedad, a pesar de los problemas del sistema sanitario nacional y la emergencia humanitaria”.

Según la Enobu Salud 2022, 89% de los universitarios de la salud están ejerciendo de forma frecuente en instituciones del sector pública, lo que deja entrever el compromiso de profesores y estudiantes durante toda la contingencia. No obstante, Meléndez destacó que esta labor no ha sido sencilla, pues el contexto venezolano es hostil y el Estado brinda pocas garantías al personal sanitario.

“4 de cada 10 universitarios de la salud prestan atención en los centros con insumos que proveen los familiares del paciente. Solo 19% utiliza insumos provistos por el gobierno nacional, 12% los que proveen gobiernos regionales y 14% provenientes de organizaciones internacionales”, puntualizó el invitado.

Además, el sociólogo explicó que los universitarios de la salud carecen no solamente de garantías, sino que se han convertido en víctimas del Estado al ser señalados como culpables de la falta de insumos en las instituciones o de no prestar atención oportuna a los pacientes.

Aparte, 65% de los estudiantes de postgrados en salud afirmaron que presenciaron o vivieron acoso laboral y actitudes hostiles por parte de los directos de personal de los hospitales y otros recintos, además de conocer casos de aprehensiones por denunciar irregularidades.

Una vez finalizada la intervención de Meléndez, Salazar tomó el testigo para hablar sobre algunas estadísticas adicionales del sector universitario de la salud recogidas en la Enobu Salud 2022.

“79% de los profesores y estudiantes afirmaron que durante el último año al menos un compañero de estudio o trabajo abandonó la universidad”, informó. Aparte, apuntó que 42% de los residentes de postgrado no reciben acompañamiento frecuente por parte de algún adjunto, una cifra que se queda pequeña respecto al 64% de los estudiantes de pregrado que enfrentan la misma situación.

Salazar también comentó que 35% de los docentes evalúan entre regular y deficiente la formación profesional de los estudiantes de ciencias de la salud, un dato alarmante de cara al futuro sanitario de Venezuela.

Para cerrar, la socióloga ofreció unas últimas estadísticas recogidas en la Enobu Salud 2022, que evidencia un franco riesgo en la salud de los universitarios sanitarios del país:

  •  6 de cada 10 universitarios de la salud han padecido Covid-19 debido a la falta de insumos y equipos de protección.
  •  55% asegura que trabaja o estudio en un espacio con alta exposición al Covid-19.
  •   Solamente el 48% tiene dos dosis y un refuerzo de la vacuna contra esta enfermedad.
  •  6 de cada 10 estudiantes tiene dos o más síntomas de depresión, una cifra que aumenta hasta el 72% entre los profesores.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a