12 mil 203 votos le saca la oposición al chavismo en Trujillo

8

4
Tras 16 años de derrota, la oposición se convierte en la primera fuerza política del estado Trujillo | Foto Jhonathan Raúl Segovia

Por Jhonatha Raúl Segovia
El chavismo después de 16 años de triunfo en el estado Trujillo sufre un revés. Las elecciones del 6 de diciembre marcan un punto de quiebre para los socialistas que creían tener amarrado el apoyo popular, que le dio la espalda y puso a la oposición como la primera fuerza política de la región con un 3,23% por encima de los rojos, según resultados de las parlamentarias

 
Trujillo históricamente era un estado adeco, sin embargo, con el fenómeno Chávez se convirtió en uno de los bastiones de la revolución. En las casi 20 elecciones de 17 años de revolución la oposición solo ganó una, la gobernación por allá en 1998, sin embargo, a raíz del cambio constitucional volvieron a elegir gobernadores y los rojos llegaron para quedarse.
 
Del 2010 al 2015 la población electoral en Trujillo pasó de 458 mil 856 a 523 mil 353 votantes; en cinco años 64 mil 497 personas se inscribieron en el Consejo Nacional Electoral. La participación en esta región del eje andino venezolano en las últimas tres elecciones supera el 70% de participación, lo que evidencia su compromiso con la democracia y la renovación de autoridades.
 
La oposición trujillana estuvo por debajo del 35% en casi todas las elecciones. En el 2010, en la elección para la Asamblea Nacional, apenas obtuvo 98 mil 538 votos, lo que le permitió obtener el segundo puesto del voto lista. El partido de gobierno en esa elección logró cuatro de cinco diputados. Para los siguientes años, la oposición aún seguía relegada de las opciones del electorado.
 
Para octubre de 2012, en la elección presidencial con Chávez–Capriles, la oposición agarró oxigeno en votos, pero porcentualmente estaba estancada en 35%. Dos meses después en las regionales el Psuv alcanzó la gobernación, el Consejo Legislativo y 15 de 20 alcaldías de la entidad, al punto que Henry Rangel Silva se convirtió en el gobernador más votado del país.
 
Trabajo de hormiga
Cinco meses después, en abril de 2013 se celebraron las presidenciales Maduro-Capriles, y la oposición trujillana, aunque pierde, aumenta 14 puntos su preferencia, esto gracias a un trabajo de calle, casa por casa, que los actores políticos entendieron asimilar después de 14 años de derrotas. 17 meses después la gente volvió a las urnas y todo cambió: 2015, año de nuevos vientos.
 
Las parlamentarias del 2015 la oposición trujillana, aunque pierde en curules por circuitos, se convierte en la primera fuerza política de la región al obtener 12 mil 203 votos por encima del partido de gobierno, equivalente al 3,23%. En las elecciones del 6D, votaron 379 mil 045 personas, un 72.52% del padrón electoral regional, y la MUD obtuvo 180 mil 300 votos.
 
No obstante, la distribución de votos el Gran Polo Patriótico obtuvo tres diputados y la MUD dos. Carlos González (MUD-Lista), Hugbel Roa (Psuv-Lista), Yolmar Gudiño (C-1 Psuv), Conrado Perez (C-2 MUD) y Loengry Matheus (C-3 Psuv). La oposición advirtió no estar contenta con el resultado del Circuito 1º y prometió impugnar en los próximos días.
 
Mirada 2010 -2015
El Psuv ganó en el circuito 1º en el año 2010 con un 37.41% por encima de la oposición, y en el 2015 triunfa con apenas el 2.59%.
 
En el circuito 2º los rojos ganan en el 2010 con un 12,10% por encima de su rival opositor, pero en el 2015 pierden por 17.81% de diferencia.
 
En el circuito 3º en el 2010 logra victoria con 44,94% por encima de la oposición, pero en el 2015 esa brecha holgada de victoria se redujo a 17,38% de diferencia, lo que evidencia un claro distanciamiento de los sectores pobres del estado Trujillo, que también en silencio, por su alta dependencia gubernamental, reclaman cambios, nuevos acciones sociopolíticas que les permite vivir y no sobrevivir.
 
Finalmente la grave crisis socioeconómica que tiene en jaque a los venezolanos, exige a través del voto un cambio de timón, de ruta política, sin embargo, con la misma fuerza que el chavismo se impuso durante 17 años, podría perder definitivamente el apoyo popular. El 2016 es un año difícil para todos, pero también un año electoral, que podría conducir al país al verdadero cambio; amanecerá y veremos.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO