Una cinta azul fue el distintivo que se impuso en las concentraciones del Oriente venezolano

La masiva afluencia de ciudadanos también marcó la jornada de calle de este 1° de mayo en los estados Anzoátegui, Monagas, Nueva Esparta y Sucre. Los orientales salieron a manifestar de forma pacífica para celebrar el paso que dio Juan Guaidó el 30 de abril, pero no el Día del Trabajador

417
La cinta azul en el brazo fue usada por varios de los manifestantes en Maturín | Foto: Luis Boada

Monagas.- En las marchas y concentraciones del Oriente venezolano hubo una particularidad este 1° de mayo: los manifestantes usaron una cinta azul. Algunos las llevaban en el brazo izquierdo y otros en el derecho, un grupo puesta en el cuello o a modo de prendedor en la franela.

Quienes decidieron usarla aseguraron que se trata de un distintivo para diferenciarse de aquellos que promueven la violencia, pero también como una señal de respaldo hacia aquellos militares que actúan de la mano del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, en la fase final de la llamada Operación Libertad.

En Anzoátegui, Monagas, Nueva Esparta y Sucre los afectos a la oposición aseguraron que seguirán usándola sin importar las consecuencias. Sinet González es de El Tigre, estado Anzoátegui, ella usó la cinta en el brazo derecho; lo hizo por la libertad de Venezuela. “Esta es una marcha por la libertad y estoy apoyándola. Tenemos que seguir luchando por nuestra libertad y por eso llevo esta cinta”, explicó.

Marcela Ramírez es de Maturín. Salió a la concentración de la avenida Libertador con su listón en el brazo. Esta manifestante aseguró que la usa en honor a Oscar Pérez, pero también siguiendo el ejemplo de Guaidó. Cree que se trata del símbolo de la esperanza en tener un país libre que no ha muerto en los venezolanos.

Las concentraciones de este miércoles también se distinguieron por la creatividad de los asistentes. Por ejemplo, en Nueva Esparta el talento regional dijo presente con galerones alusivos al descontento que se vive en el país debido a la crisis económica que ya no permite que el venezolano se entusiasme con fechas emblemáticas, como la del Día del Trabajador, que en otra época era motivo de celebración.

Margariteños apuestan a la operación Libertad para volver a tener una Venezuela unidad | Foto: Lisbeth Miquilena

Sin motivos para celebrar

Los trabajadores que salieron a la calle este 1° de mayo lo hicieron solo para respaldar o celebrar la acción que inició Guaidó desde La Carlota el 30 de abril. Aseguraron que ningún empleado venezolano tiene motivos para celebrar este miércoles.

Los sueldos no permiten que el obrero o el profesional tenga una vida digna y por eso es que se debe salir a la calle, para exigir mejores reivindicaciones salariales. “Estamos en la calle porque ya los trabajadores no aguantan este miserable salario del gobierno usurpador. Apoyamos a Juan Guaidó y pedimos cese a la usurpación”, declaró el presidente del Colegio de Médicos del estado Sucre, Franklin Gutiérrez.

Las manifestaciones contaron con la presencia de dirigentes políticos, quienes además de resaltar las pésimas condiciones de los trabajadores del país alabaron la presencia de los manifestantes. Uno de ellos fue el alcalde del municipio Urbaneja de Anzoátegui, Manuel Ferreira, quien felicitó el compromiso y la asistencia de los habitantes de Puerto La Cruz, Guanta y la zona morreña quienes se mantuvieron hasta la 1:30 de la tarde en el lugar.

Esta misma tónica tuvieron las palabras del gobernador del estado Nueva Esparta, Alfredo Díaz. El dirigente político de oposición acompañó la concentración y expresó que “esto es tan solo el inicio de la Operación Libertad”.

Opositores llenaron la calle Juncal de Carúpano pidiendo cese a la usurpación | Foto: Yesenia García

Movilizaciones masivas

Desde el sábado 2 de febrero no se observaba tanta presencia de personas en el distribuidor Fabricio Ojeda, ubicado en el municipio Urbaneja del estado Anzoátegui, donde este 1° de mayo más de 2.000 ciudadanos acudieron al llamado de Juan Guaidó.

Lo mismo ocurrió en El Tigre, sur de Anzoátegui, donde una multitud se volcó a la calle en atención al llamado de Juan Guaidó para marchar desde la avenida Intercomunal, frente al Gran Hotel, hasta la Plaza Bolívar.

En Maturín la gente no marchó, pero se concentró en cuatro puntos, todos llenos de gente bailando y celebrando el inicio de la fase final por la recuperación del hilo constitucional. Este miércoles no hubo represión, a diferencia del martes 30 de abril.

Los listones azules predominaron en la marcha de El Tigre | Foto: Marinelid Marcano

Los neoespartanos que salieron de sus casas una vez más manifestaron que también apoyan a Guaidó porque mantienen la esperanza de que sus familiares regresen a casa. “Mi familia se dividió, como muchas, por toda esta crisis que estamos sufriendo. Ya hace más de un año y medio que mi hija mayor tuvo que emigrar a Perú en busca de mejores condiciones de vida”, relató Grisel Ávila, habitante de Margarita.

Un río de gente desbordó las calles de la capital del estado Sucre. El pueblo y los dirigentes sindicales se agruparon en el sector La Copita de Cumaná y luego recorrieron las principales calles de la ciudad. “Marchamos por una Venezuela Libre, pues está sometida por el usurpador, invitamos a todos a incorporarse para acabar de una buena vez con esta dictadura”, dijo Norma Gutiérrez, una de las manifestantes.

En Carúpano, el recorrido se hizo por la calle Juncal hasta el pórtico de la Iglesia Santa Catalina con las consignas “Libertad” y “cese a la usurpación”. La jornada se desarrolló con un clima tenso ante la presencia de un grupo de encapuchados que apoyaban la concentración de Nicolás Maduro en la plaza Bolívar.

Habitantes de Barcelona y Puerto La Cruz llenaron la avenida Intercomunal, a la altura del Distribuidor Fabricio Ojeda | Foto: Giovanna Pellicani

Con información y redacción de Jesymar Añez Nava, Giovanna Pellicani, Marinelid Marcano, Lisbeth Miquilena, Joanne González y Yesenia García

DÉJANOS TU COMENTARIO