Tribunal envía a La Pica a joven por feminicidio de niña monaguense

Gabriel Oswaldo Rodríguez (19) cumplirá una condena de 21 años en la cárcel por violar y asesinar a su cuñada de 9 años. Se trata de un hecho ocurrido en marzo de este 2019 en la población de El Tejero, municipio Ezequiel Zamora

456
Rodríguez fue sentenciado por el Tribunal Segundo de Juicio de Violencia contra la Mujer | Foto: Referencial

Maturín.- Gabriel Oswaldo Rodríguez (19) pagará 21 años de cárcel por violar y asesinar a su cuñada: una niña de 9 años. Su sentencia fue dictada esta semana por el Tribunal Segundo de Juicio de Violencia contra la Mujer, que también ordenó su traslado hasta el Centro Penitenciario de Oriente, conocido como cárcel de La Pica.

La información fue divulgada el miércoles 21 de agosto por el Ministerio Público. En una nota de prensa se explica que la Fiscalía Novena de Monagas ratificó la acusación en contra de Rodríguez por los delitos de feminicidio y abuso sexual, contemplados en la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Lopnna).

El crimen de Rebeca Medina ocurrió el pasado 5 de marzo de 2019, en la población de El Tejero, municipio Ezequiel Zamora del estado Monagas. Ese día, en la mañana, su mamá le pidió que fuese a casa de su hermana a buscar un cepillo para lavar ropa y también a moler un maíz. La niña tardó en regresar y eso preocupó a la madre, quien decidió reportar su desaparición ante los cuerpos de seguridad.

Ese mismo día los parientes salieron a las calles a protestar, trancaron la autopista que comunica a Monagas con el estado Anzoátegui y lograron que desde la Guardia Nacional (GN) se activara una comisión para buscarla. Los efectivos iniciaron las averiguaciones, entrevistaron a todos los que conocían a la niña incluyendo a Rodríguez, quien en ese momento se mostró preocupado por la desaparición de la niña.


LEE TAMBIÉN: 

SUJETO VIOLÓ Y ASESINÓ A NIÑA DE NUEVE AÑOS EN NONAGAS



Hubo algo en la declaración de un familiar que vinculó a Gabriel con los hechos. Esa persona le dijo a los guardias que lo había visto en una actitud sospechosa manejando su motocicleta, vestía una chaqueta negra en pleno sol y sobre sus piernas llevaba algo envuelto en unas sábanas; la mañana del 6 de marzo lo arrestaron.

En ese momento confesó el crimen. Lo hizo delante de su suegra, de los guardias nacionales y de los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), que lo trasladaron hasta la sede de ese organismo en Maturín. Dijo que la ultrajó la mañana del martes 5 de marzo y que la golpeó hasta matarla por temor a que lo acusara.

Rebeca fue encontrada en un terreno baldío, donde antes funcionaban unos taladros petroleros. Su cuerpo fue encontrado por su familia y la comunidad que ya tenía 24 horas buscándola por toda la parroquia El Tejero. Mientras las investigaciones por el juicio seguían su curso, Rodríguez, considerado como “El monstruo del Tejero”, permaneció en la sede del Cicpc en Maturín.

DÉJANOS TU COMENTARIO