Semanas sin agua tienen los vecinos de la parroquia Santa Inés de Cumaná

Más de 15.000 familias que residen en las comunidades de Miramar, Mundo Nuevo, El Antillano, Vallecito, Los Caracas y San Francisco no reciben el líquido en sus hogares

330
Las dos últimas semanas del mes de abril, varias comunidades de la parroquia santa Inés, reciben diariamente una hora de agua por tubería en sus viviendas. Foto: Joanne González

Cumaná.- Desde el miércoles 10 de abril están sin agua potable en sus viviendas los habitantes de cinco sectores de la parroquia Santa Inés, en Cumaná. Más de 15.000 personas que residen en esta zona de la capital del estado Sucre demandan una respuesta de las autoridades locales ante esta situación que afecta a niños, adultos y ancianos.

Los vecinos de  Miramar, Mundo Nuevo, El Antillano, Vallecito, Los Caracas y San Francisco deben caminar más de un kilómetro para poder surtirse de agua, en un tanque, el cual  se encuentra al pie del Castillo San Antonio de la Eminencia. Informaron los residentes que la falta del líquido en sus hogares se debe a la rotura de la bomba que se encuentra instalada en el sistema de bombeo, ubicado en el tanque de El Antillano.

“Ya basta que el pueblo siga viviendo la roncha que están pasando, señor Maduro venga a Cumaná para que vea la situación  que están viviendo los cumaneses. En agosto del año 2018, se presentó una empresa que se iba a encargar de reparar el tanque de agua ubicado en el sector El Antillano y más nunca regresó”, dijo María Caraballo,  residente de la comunidad de Miramar.

La ama de casa se preguntó: ¿Dónde están los recursos asignados para la reparación del tanque?, ¿para dónde los desviaron?, “no queremos paliativo, queremos respuesta definitiva al tanque del agua”, agregó. Caraballo afirmó que los líderes de las comunidad no tienen sensibilidad humana ni social para decirle al gobernador  Edwin Rojas que los vecinos de esta zona están pasando las de Caín ante la falta del agua potable en sus viviendas.

José López, otro de los afectados, comentó que los residentes  tienen más de 30 días sin el líquido en sus hogares y los funcionarios de la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) y el gobernador no se han pronunciado.

Explicó que los vecinos de  Miramar, Mundo Nuevo, El Antillano, Vallecito, Los Caracas y San Francisco se están muriendo de sed. Además, indicó que para obtener un poquito de agua las personas deben caminar más de un kilómetro  con tobos y potes hasta las adyacencias del Castillo San Antonio de la Eminencia, donde se encuentra un tubo, el cual utilizan para llenar sus envases.

DÉJANOS TU COMENTARIO