22.8 C
Caracas
jueves, 24 septiembre, 2020

Segundo naufragio en Sucre deja más incógnitas que respuestas entre sus habitantes

-

A ocho días para que se cumpliese un mes del naufragio de la embarcación Yhonailys José, la historia se repitió de nuevo. Un bote peñero de nombre Ana María, que salió de Güiria, naufragó el jueves 16 de mayo en el trayecto hacia Trinidad. Una funcionaria de Protección Civil informó que la embarcación partió a las 4:30 de la tarde. “Sin permiso legal salió desde el puerto de Güiria con alrededor de 25 personas, de quienes se están recabando datos”, expresó.

La noticia se conoció el sábado 18 de mayo, cuando familiares, al no recibir llamada de sus parientes, se comunicaron con Trinidad y recibieron la información de que el bote no había llegado, lo que activó nuevamente la alarma entre los habitantes de Güiria.

Primero se habló de 25 personas, pero Proteccion Civil actualizó una lista de 29 pasajeros: Antony Monserrat (25), Alberto Abreu (25), Adrián Mata (19), Deivis Sucre (24), Juan Vega (42), César Zorilla (48), Yoldelvis Mattei (22), Carlos Merchán (26), Jhosmerlys Gómez (19), Andy Villegas (32), José Bernal (20), Cristian Martínez ( 23), José Bello (20), Darwin Cedeño (32), Onel López (34), Oscar López (29), Dylan Berra (3), Victoria Berra (2), Katerin Berra (23), Luis Guanipa ( 47), Antonio López (44), Marolin Bastardo (19), Franklin Cordero, Giovanny López, Winder Blanco (28), Kelly Zambrano (20), Alejandro Peña (25), Génesis Reinosa y Nariuska Sifontes. Los desaparecidos provenían no solo de Güiria, sino también de Caracas, El Tigre, San Félix y Táchira.

Hasta ahora fue rescatado un sobreviviente por una lancha que se encontraba navegando desde Chaguaramas, en Trinidad, hacia la isla de Granada, quien avistó el viernes 17 de mayo, a tempranas horas de la tarde, a una persona flotando a la altura de la plataforma de gas del campo Hibicus, en Punta de Chacachacare. El náufrago fue identificado como Alberto Abreu (25 años), capitán de la embarcación.

Nuevamente, los familiares de las víctimas denunciaron retrasos en las labores de búsqueda y la falta de colaboración de las autoridades locales, regionales y nacionales para ejecutar un plan aéreo y realizar un operativo en conjunto con Trinidad y Tobago. Tienen dudas sobre el destino de la embarcación y de que el capitán del peñero haya sido el único rescatado, quien, por cierto, no ha sido devuelto al municipio Valdez para que explique los hechos.

Se presume que ambos naufragios ocurrieron en Boca de Dragón, zona con mucho oleaje y corrientes peligrosas donde chocan las aguas del Mar Caribe y del Atlántico. Ambas tragedias dejaron en evidencia las necesidades que pasan los venezolanos, que los obliga a emigrar a otros países en búsqueda de mejoras económicas a costa de sus propias vidas. Actualmente, existen alrededor de 50 venezolanos desparecidos entre los dos naufragios.

- Advertisement -

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) expresó su preocupación por las recurrentes tragedias: “La desesperación obliga a las víctimas a huir de sus hogares”, afirmó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado