Segundo naufragio en Güiria: bote Ana María cumple un año desaparecido

60 personas siguen desaparecidas de las dos embarcaciones que se perdieron en aguas trinitarias. Uno de esos botes fue el Jonaily José, que despareció el 23 de abril del 2019 con 38 personas a bordo, mientras que el otro partió el 16 de mayo del 2019 con 33 pasajeros

178
Familiares de los desaparecidos esperan respuesta por parte de las autoridades | Foto: cortesía familiares

Carúpano.- Isidro Villegas aún se sienta en el sector La Playita de Güiria, municipio Valdez del estado Sucre, a observar el mar con la mirada perdida, recordando aquel 16 de mayo del 2019 cuando despidió a su hijo, Andy Villegas de 32 años, quien iba a bordo del peñero Ana María, matrícula Arsi 0029; la segunda embarcación que se perdió en aguas trinatarias el año pasado después de Jonaily José el 23 de abril de ese año.

Andy trabajaba desde hacía un año en Trinidad y Tobago, retornó a Güiria para ver a su familia. “Él estaba tramitando el pasaporte de su hijo para llevárselo junto a su esposa. Mi hijo se había ido por la grave crisis económica que atraviesa el país”, relató su padre vía telefónica a El Pitazo este sábado, 16 de mayo, cuando se cumple un año de la desaparición de esa embarcación.

Villegas no deja de buscar a su hijo, no aparta de su mente el día que lo despidió. “No sabíamos que iba tanta gente en esa embarcación. Mi hijo abordó el bote a las cuatro y media de la tarde en el sector Las Salinas, donde fue la primera parada del bote. Luego, el capitán recogió pasajeros en cinco muelles informales, como lo son La Ceiba, Juan Diego, Playa Salada, Uquire y Macuro, antes de salir a mar abierto con treinta y tres personas a bordo”, detalla.

LEE TAMBIÉN

NAUFRAGIO EN GüIRIA: LA BÚSQUEDA QUE CUMPLE UN AÑO

Engavetado

Villegas es capitán de la Marina Mercante con conocimientos en embarcaciones, subraya que el proceso de búsqueda por parte de las autoridades fue lento por no tener equipos de salvamentos ni unidades para hacerlo. “Al bote Ana María le faltaba media hora para llegar a Trinidad y Tobago la última vez que fue visto en altamar. Los pasajeros de una embarcación que regresaba a Venezuela desde Trinidad la divisaron cuando se cruzaron con ella”.

Familiares de los desaparecidos realizan desde 2019 protestas exigiendo que continúe la búsqueda, incluso se trasladaron hasta el Ministerio Público en Caracas para buscar respuestas al respecto, pero no consiguieron ningún pronunciamiento por parte de las autoridades nacionales.

«Todo sigue igual desde que se inició todo. El Ministerio Público ha sido irrespetuoso con nosotros (los familiares), es una burla, no dan respuestas y el expediente está engavetado, escondido. Con las mismas cantidad de páginas desde que lo iniciaron”, denunció el padre.

LEE TAMBIÉN

NAUFRAGIO DE GÜIRIA: MADRE DENUNCIA NUEVO SECUESTRO DE SU HIJA

Del naufragio, que familiares de las víctimas denuncian como un secuestro perpetrado por una red de trata de personas, solo fue rescatado el sábado 17 de mayo de 2019 el capitán de la embarcación, Alberto Abreu de 25 años, quien posteriormente se escapó del hospital de Granada, cuando autoridades le encontraron antecedentes por trata de persona.

Dos meses después del naufragio, Abreu colgó un video en redes sociales donde se desliga del tráfico de personas y sostiene que la embarcación naufragó a las 7:00 pm del viernes 16 de mayo del 2019.

En total, de las dos embarcaciones permanecen desaparecidas 60 personas, provenientes de los estados Sucre, Anzoátegui, Bolívar, Distrito Capital y Táchira. En el bote Jonailys José, que partió el 23 de abril de 2019, iban 38 personas a bordo y solo rescataron a nueve con vida además del cadáver de una adolescente de 16 años; mientras que en la segunda, Ana María, que salió el 16 de mayo del 2019 iban 33 pasajeros.

La familia de Andy Villegas, aún espera que aparezca con vida | Foto: Cortesía Isidro Villegas

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO