Salones no se llenaron de estudiantes en las escuelas orientales

El magisterio en Anzoátegui dijo que sólo un nueve por ciento de la matrícula general se incorporó a clases en ese estado. En Monagas, los padres alegaron que el ausentismo fue por la falta de dinero para comprar uniformes y mascarillas. En Sucre, pidieron el carnet de vacunación a los adolescentes

98
En el Liceo Simón Rodríguez de Carúpano pidieron a los padres y representantes tarjetas de vacunación contra el COVID-19 para poder ingresar | Foto: Yesenia García

Monagas.- Los salones de clases no se llenaron este 25 de octubre, cuando el gobierno de Nicolás Maduro ordenó el reinicio de las clases presenciales en Venezuela. Representantes consultados por el equipo de El Pitazo este lunes explicaron que además de haberse establecido un plan de atención para cada grado, en el ausentismo escolar incidieron la falta de uniformes y de dinero para comprar el equipo de bioseguridad.

En el estado Anzoátegui, la presidenta de la Federación Venezolana de Maestros en la entidad, Maira Marín, informó que sólo asistió un 9% de los 324.600 estudiantes inscritos para este nuevo año escolar, es decir el equivalente a 29.214 alumnos.

«Los padres y representante no enviaron a los alumnos a las escuelas porque no contaban con recursos para adquirir mascarillas, tapabocas y alcohol. Tampoco confiaban en las condiciones de los planteles. Muchos no cuentan ni con agua. Será responsabilidad del gobierno si se registra algún brote de COVID-19 en los escolares», aseguró la vocera gremial.

Docentes de algunas escuelas como la Unidad Educativa Experimental Andrés Eloy Blanco de Puerto La Cruz dieron charlas a los alumnos y sus representantes para garantizar el respeto a las normas de bioseguridad y para solicitar colaboración de tapabocas y alcohol para el personal que labora en la institución.

Esas mismas charlas las dieron en las escuelas del estado Monagas, donde se estableció un plan de atención por grado y por día para dar clases, informó a los medios de comunicación la jefa de la Zona Educativa en Monagas, Carolina Estaba. Cada director de los 925 planteles del estado, junto a los maestros, fijaron horarios por grupos para evitar la aglomeración de niños.

Estaba explicó que de los 226.052 estudiantes sólo la mitad se incorporó este 25 de octubre porque es una atención progresiva, con grupos separados. “No vamos a tener toda la matrícula como en tiempos anteriores, porque estamos en pandemia. La atención que estamos realizando es rotativa”, explicó a los medios de comunicación.     

El magisterio en el estado Anzoátegui dijo que sólo un 9% de la matrícula general acudió a clases este 25 de octubre | Foto: Giovanna Pellicani

Beatriz Campos es representante de un niño que cursa cuarto grado y explica lo que vio en la escuela a la que acude su hijo: de 20 alumnos que debieron asistir este lunes, sólo ocho se presentaron. “Es fácil inferir por qué no acudieron. Actualmente, son pocos los padres que tienen para costear el uniforme, los útiles y los implementos de bioseguridad”, contó.

Desinformación

En Sucre, las clases presenciales se iniciaron con desinformación sobre las medidas de bioseguridad que se aplicarán en los colegios. Los estudiantes fueron atendidos por grupos en instituciones públicas y privadas para evitar aglomeraciones. Un grupo recibirá clases lunes y miércoles; el resto martes y jueves. Otras escuelas sólo impartirán clases un día a la semana. Este lunes, policías, funcionarios de Protección Civil y efectivos de la Guardia del Pueblo, orientaron a los alumnos sobre el uso del tapabocas mientras les colocaban gel antibacterial en las manos.

En las escuelas de Maturín se impartieron charlas sobre las medidas de bioseguridad que se deben seguir dentro del salón | Foto: cortesía Ignacio Piñango

José Rojas, representante de un estudiante del Liceo Simón Rodríguez en Carúpano, denunció que a su hijo no lo dejaban ingresar al liceo porque no tenía la tarjeta de vacunación contra el COVID-19. “Nadie nos avisó de esa medida cuando inscribimos a mi representado”. También en Cumaná algunos planteles públicos exigieron la tarjeta de vacunación a representantes, normativa que supuestamente fue colocada por las autoridades educativas del estado.

En total, 1.250 escuelas abrieron sus puertas en el estado, según reportó el gobernador Edwin Rojas, en su cuenta de Twitter, en la que calificó de exitoso el inicio de clases presenciales. Por su parte, la Coalición Sindical del estado Sucre en la vocería del profesor Jesús Malavé ratificó que no hay condiciones para normalizar las actividades escolares porque 42 planteles no están aptos y faltan un mejor salario, el programa de alimentación escolar, transporte y vacunas contra el COVID-19.

Con redacción de Jesymar Áñez Nava, Giovanna Pellicani y Yesenia García

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.