Siete sectores de El Tigre, Anzoátegui, protestaron por tener 17 días sin agua

Con cauchos y ramas, los vecinos cerraron la avenida Jesús Subero a la altura del Colegio de Médicos en reclamo a Hidrocaribe para que repare la bomba del pozo de agua que surte del recurso hídrico a estas comunidades, donde los habitantes tienen que caminar varias cuadras con tobos para cargar agua

228
Vecinos cerraron una de las avenidas principales de El Tigre en protesta por el agua. Foto cortesía: Nehomar Guerra

El Tigre.- Cansados de cargar agua en tobo y caminar más de cinco cuadras para obtenerla, los vecinos de los sectores 17 de Diciembre I y II, Valle Guanipa, Los Vencedores, Casa Portuguesa y las urbanizaciones Las Gardenias y Alto Claro de El Tigre, en el sur de Anzoátegui, cerraron la mañana de este viernes 17 de mayo la avenida Jesús Subero.

Los residentes, que tienen 17 días sin el servicio de agua, trancaron el paso a la altura del Colegio de Médicos, justo donde se encuentra el pozo de agua, de donde la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) se llevó desde hace varios días la bomba para repararla. 

Con cauchos y ramas, los vecinos obstaculizaron la vía para llamar la atención de las autoridades con la intención que les solventen su problemática.  

Pedro Gómez, vecino del sector 17 de Diciembre I, explicó que están indignados de tener que pasar penuria para conseguir el agua potable.

LEE TAMBIÉN: 

TUCUPITA SE QUEDÓ SIN BOMBA PARA SURTIR AGUA A LA POBLACIÓN

Destacó que Hidrocaribe retiró  la bomba del pozo para repararla y está mañana cuando fueron a preguntar si ya estaba lista se dieron cuenta que no habían hecho nada. 

“Está tirada en el piso en el mismo sitio donde la colocaron cuando se la llevaron. Lo único que le falta es un tornillo que está aislado y eso lo podemos solucionar en Pdvsa porque se necesita es tornear el tornillo”, expresó Gómez.

El vecino precisó que un total de 1.500 familias están perjudicadas por esta situación y no les ha quedado más remedio que entre todos, adultos, ancianos y niños, cargar agua en tobo desde el parque La Bandera, que queda prácticamente a unas seis cuadras del sector 17 de Diciembre I. 

Después de 40 minutos (10:30 am) de que se presentaran funcionarios de la policía municipal y del Estado y mediaran  con los vecinos para que accedieran a levantar la protesta, los vecinos aceptaron. El comisario Robinson Muñoz, jefe encargado de Operaciones de Polisosir, trasladó a una comisión de los vecinos a Hidrocaribe para que se reunieran. 

Se conoció que los directivos de la empresa se comprometieron a cambiar el motor de la bomba, pero advirtieron a los vecinos que sería en el transcurso de la semana, por lo que les pidieron paciencia.

DÉJANOS TU COMENTARIO