Privan de libertad a Policía Naval acusada de asesinar a joven en protesta de Carúpano

A un año del asesinato de Argenis Serrano durante una protesta en Playa Grande, familiares siguen esperando justicia y piden que el caso no quede engavetado

494
El Koven Argenis Serrano fue asesinado durante una protesta en 2018. Foto: Familiares de la victima

Carúpano.- Este miércoles 8 de mayo fue privada de libertad ante el Tribunal Tercero de Primera Instancia en Carúpano la funcionaria de la Policía Naval Bolivariana (PNB), Raquel Carrasquel, por presuntamente asesinar de un disparo al joven deportista Argenis Serrano (33), durante una protesta el año pasado.

Leonor Martínez, suegra de la víctima, detalla que solicitan justicia ante los organismos correspondientes. “Mi yerno era un muchacho tranquilo, trabajador y entrenador de fútbol que no merecía morir de esa manera. Por culpa de esa policía, mi nieto, que cuando ocurrió su muerte tenía nueve meses, no podrá crecer con su padre”, aclaró.

Martínez destaca que la audiencia de la funcionaria ha sido diferida por no presentarse el fiscal de homicidios.

“El caso fue retomado este año y nosotros rogamos a las autoridades que se haga justicia. Que los responsables paguen y que no quede impune. Tomaremos medidas si este caso es engavetado”, reseñó.

Recuento

A tempranas horas de la mañana del miércoles 28 de febrero de 2018, habitantes de Playa Grande, parroquia Bolívar, municipio Bermúdez mantenían una protesta por colectores caídos y brotes de aguas negras.

Al no recibir respuestas por parte de las autoridades, pasadas las 6:00 de la tarde, familiares de la víctima indicaron a El Pitazo que cuando procedían a quitar la tranca, arribó al lugar una comisión de la Policía Naval con pistolas 9 mm y escopetas, acompañados por funcionarios del Dgcim, quienes indicaron a los huelguistas que debían abandonar el lugar, porque venían con órdenes de las autoridades.

El tono de los funcionarios alteró a los manifestantes y produjo una discusión que acabó en un enfrentamiento. Por el lugar transitaba el joven Serrano llevando en sus brazos a su hijo para la casa de sus padres, pero dos balas le segaron la vida. Además hubo ocho heridos de perdigones y un detenido.

Al caer en el pavimento el cuerpo de Serrano, el pueblo enardeció y quemó cauchos, lanzó piedras, destrozando un autobús modelo Yutong.

DÉJANOS TU COMENTARIO