Policía municipal de Carúpano desaloja a vendedores informales por semana radical

Vendedores crees que es injusto que no los dejen trabajar todas las semanas porque pierden el dinero invertido en la mercancía. Organismos de seguridad hicieron un llamado a los comercios de venta de alimentos, a su juicio, estos no cumplen con las medidas de bioseguridad

153
Vendedores de ropa de la antigua calle Mariño fueron cerrados | Foto: César Toledo

Carúpano.- Este lunes 22 de febrero la policía municipal de Bermúdez del estado Sucre desalojó a vendedores informales por la semana de cuarentena radical que empezó este lunes y culmina el domingo 28 del referido mes. La aglomeración de personas en las calles Juncal, Libertad e Independencia por los vendedores informales en desacuerdo congestionó el paso vehicular.

El director del organismo policial, comisario Jhonny Luques Susarra, recorrió en compañía del director de Seguridad Ciudadana, Miguel Ángel Cabeza y funcionarios de Protección Civil (PC), las calles del centro dando orientaciones y solicitando recoger los tarantines colocados en la calle.

LEE TAMBIÉN

Cómo funcionan las instituciones públicas en cuarentena radical por COVID-19

Estamos haciendo cumplir los dispositivos emanados del gobierno nacional y local. Se trata de mantener las normas de bioseguridad que tampoco están cumpliendo los establecimientos comerciales de venta de alimentos, quienes mantienen aglomeraciones de personas”, dijo el funcionario a El Pitazo.

Precisó a este medio de comunicación que cerraron también los negocios de venta de ropa en la antigua calle Mariño y mandaron a desalojar a los carretilleros con frutas, legumbres y hortalizas. “Todos debemos respetar el uso de mascarillas o tapaboca, así como mantener el distanciamiento social», agregó.

La medida fue tomada como injusta por los vendedores informarles quienes pidieron al gobierno nacional eliminar las semanas radicales por la pandemia del COVID-19. Explican que el dinero que invierten en los productos que venden lo pierden por la paralización constante de las jornadas de trabajo.

«Yo compro masa lista y queso para vender tequeños, pero si paralizo las ventas no tengo como pagar los productos ni como sustentar mi hogar. Queremos que eliminen las semanas radicales», manifestó a El Pitazo la comerciante María Martínez.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.