Policía mata a “el Canache” señalado de asesinar a hombre en Monagas

El hecho ocurrió la tarde del domingo, 30 de mayo, informó la Policía del estado Monagas. Habitantes de la comunidad La Morrocoya, al sur de Maturín, intentaron quemar el cuerpo de alias “el Canache” tras alegar que era un azote de la comunidad y líder de un grupo delictivo

127
La Policía del estado Monagas informó que el líder de una banda fue asesinado en La Morrocoya | Foto: Polimonagas

Maturín.- Alias “el Canache” fue asesinado por una comisión de la Policía del estado Monagas en un supuesto enfrentamiento ocurrido en la población de La Morrocoya, al sur del municipio Maturín. El hecho ocurrió la tarde del domingo, 30 de mayo, según informó la Policía la tarde de este lunes 31 a los medios de comunicación.

El hombre fue identificado como José Gregorio Vallenilla y habitantes de La Morrocoya intentaron quemar su cuerpo tras responsabilizarlo como el autor de distintos delitos en el pueblo, entre ellos hurto, robo y homicidio. Además, las personas lo acusaron de asesinar ese mismo día a Víctor Romero, un habitante de la zona.

La versión que ofreció Polimonagas indica que Vallenilla sostuvo una riña con Romero y luego de una acalorada discusión, le disparó hasta matarlo. El homicidio también fue observado por la comisión policial destacada en el pueblo, que fue atacada a tiros al iniciar una persecución del victimario.

LEE TAMBIÉN

Muere adolescente que resultó herido por bala perdida durante enfrentamiento en La Vega

Cuando los habitantes se dieron cuenta de la muerte de Vallenilla, un grupo de ellos se apostó en la calle principal de La Morrocoya con gasolina para rociar el cadáver y encenderlo con fósforos. Los policías rodearon a los residentes y los obligaron a salir del sitio al que posteriormente llegaron más comisiones policiales y militares.

La Policía del estado Monagas informó que Vallenilla era el líder de un grupo delictivo identificado con su mismo seudónimo. Se conoció que comisiones militares se encuentran en el sitio buscando al resto de los integrantes de la banda, cuya cantidad no fue especificada.

Polimonagas incautó una escopeta calibre 12 milímetros. Supuestamente, fue la misma arma con la que le disparó a Romero. Una comisión del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses trasladó ambos cadáveres hasta la morgue del hospital de Maturín.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.