Pasajeros reclaman seguridad en plaza 7 de Maturín

7

Maturín.- Más seguridad. Esto es lo que reclaman quienes usan a diario la plaza 7 para esperar cualquier transporte público en el centro de Maturín. Pasajeros denuncian que en las horas pico, en especial después de las 5.00 pm, la delincuencia se apodera de este espacio donde, además, seis rutas han improvisado sus paradas.

Mary Carmen López es asidua del lugar. Allí espera todas las tardes un autobús de regreso a su casa en el sector Sabana Grande y aseguró que a ninguna hora se observa presencia policial. “Este se ha convertido en un espacio inseguro porque hay muchos vendedores ambulantes y los delincuentes aprovechan para camuflarse entre ellos”, explicó.

Aunque la Alcaldía de Maturín desalojó a los vendedores informales en el casco central, en la plaza 7 se contabilizan unos 20 trabajadores no dependientes que ofrecen desde frutas hasta llamadas telefónicas y aunque no tienen tarantines o mesones ocupan los espacios donde podrían sentarse los transeúntes.

López considera que la Policía municipal de Maturín debe destinar un grupo de funcionarios para controlar a los informales, pues algunos de ellos se esconden bajo esa figura para robar celulares, carteras y hasta las bolsas con comida de los usuarios que esperan un carrito o un autobús.


LEE TAMBIÉN: 
YUKPAS EXIGEN FRENAR LA INSEGURIDAD EN LA SIERRA DE PERIJÁ

Juan Ortíz también frecuenta la plaza, es residente de La Chicharronera y allí toma el transporte que va hacia ese sector. Hace un mes le robaron un celular a eso de las 6.00 pm cuando la gente se aglomeró en una “perrera”, un camión improvisado como transporte público, para subir y así llegar a su casa.

“Tenía el teléfono en el bolsillo delantero y de allí me lo sacaron. No era un aparato de última tecnología así que no se notaba, por lo que no entiendo cómo pudieron saber que tenía uno”, contó el hombre que trabaja en una tienda de zapatos. Aseguró que esta es una práctica común en todas las plazas, pero que ocurre con más frecuencia en la 7.

Mencionó que a su novia también le ha sucedido lo mismo. En una oportunidad le quitaron su celular y en otra le quitaron el efectivo de su cartera. Además, ha visto cómo los carteristas les arrancan los bolsos a las mujeres y salen corriendo hacia la calle Monagas. “Los asaltantes huyen porque no hay policías”, agregó Virginia Rivas, otra pasajera.

Rivas cree pertinente que la municipalidad destine un punto de control permanente en este espacio o que vuelvan a habilitar a los policías que recorrían el centro con bicicletas, pues eso ayudaba a mantener el orden y la seguridad. Dijo que en lo que va de año no ha visto a esos funcionarios patrullar las calles del casco central.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación / 5. Votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO