ONG exigen una investigación imparcial sobre asesinato de dos indígenas warao

Un grupo de guardias nacionales detuvo la embarcación en la que viajaban y aunque se identificaron como indígenas les dispararon. Ahora acusan a dos de ellos de traficar con drogas

422
Los waraos habían salido a buscar agua dulce y fueron interceptados por la GN | Foto: Archivo-Referencial

Tucupita.- Organizaciones indígenas de derechos humanos y aliadas de los pueblos indígenas exigieron una investigación seria e imparcial sobre el asesinato de las waraos Belkis Mendoza, embarazada de seis meses, y Samaritana Mendoza, de seis años de edad.

Según un comunicado emitido por los representantes de las organizaciones no gubernamentales, ambas víctimas viajaban, juntos con otros indígenas, en una embarcación que fue interceptada por la Guardia Nacional (GN).

Según relataron sobrevivientes, los waraos de la comunidad Mariusa de Delta Amacuro habían solicitado ayuda a un grupo de trinitarios para que los trasladaran en su embarcación y los regresaran a casa, pues habían salido en busca de agua dulce y la embarcación de la comunidad en la que viajaron en principio llevaba sobrepeso.

Los trinitarios accedieron y en el trayecto de regreso un grupo de guardias nacionales los detuvo y aunque se identificaron como indígenas les dispararon.


LEE TAMBIÉN: 

SE AGUDIZA CRISIS ASISTENCIAL DE PACIENTES WARAOS EN TUCUPITA

“En el trayecto hacia la comunidad de Mariusa, los indígenas divisaron una embarcación de la Guardia Nacional (GN) que se dirigía hacia ellos. En ella se encontraban cinco funcionarios; cuatro de ellos tenían los rostros tapados con pasamontañas. Solo uno lo llevaba descubierto, y su identidad fue reconocida por los waraos: era un funcionario al que denominaban el sargento López. Al acercarse comenzaron a hacerles señas, algunos con las manos en alto, mientras se identificaban: “Somos los waraos, somos los waraos de Mariusa”. Acto seguido se escucharon dos disparos y una ráfaga. Los indígenas se tiraron al piso de la embarcación para resguardarse. Cuando se hizo silencio se percataron de que habían disparado contra ellos”, indica el comunicado emitido por las ONGs.

Tras lo sucedido, las ONG denuncian que la GN intenta involucrar a dos sobrevivientes del hecho, Wilmer y Edgar Pérez, en tráfico de drogas, tras asegurar, días después de lo ocurrido, que en la embarcación consiguieron marihuana, versión que es negada por los miembros de la comunidad Mariusa, quienes exigen una verdadera investigación sobre los hechos y castigo para quienes arremetieron contra los indígenas.

El comunicado está firmado por las organizaciones: Grupo de Trabajo de Asuntos Indígenas (GTAI) de la Universidad de Los Andes, La Guarura.info, Laboratorio de Paz (LabPaz), Organización de Mujeres Indígenas del Amazonas Wanaaleru, Observatorio de derechos indígenas Kape Kape, Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea) y Wainjirawa

DÉJANOS TU COMENTARIO