20.4 C
Caracas
sábado, 16 enero, 2021

Ocho heridos en explosión de bombonas serán trasladados a clínicas en Maturín

El sábado 2 de enero cuatro pacientes fueron llevados hasta el hospital Ruiz y Páez del estado Bolívar. Los familiares hicieron presión en vista de las fallas en la atención en el Hospital Manuel Núñez Tovar

-

Maturín.- Al menos ocho heridos de la explosión de bombonas de gas doméstico en Caño Los Becerros, municipio Piar de Monagas, serán trasladados a cuatro clínicas en Maturín, estado Monagas. La información fue suministrada por familiares este 3 de enero a los medios de comunicación en el estado.

Dos de las personas irán a Isamica, tres al Centro de Especialidades Médicas, otros dos a Elohim y uno a La Victoria. En el Hospital Manuel Núñez Tovar quedan 12 pacientes hospitalizados con quemaduras de tercer grado. El sábado, 2 de enero, cuatro fueron remitidos al Hospital Ruiz y Páez del estado Bolívar.

Los traslados fueron gestionados por la Gobernación de Monagas tras las reiteradas denuncias sobre falta de atención, las malas condiciones del Hospital Manuel Núñez Tovar y la ausencia de suministros médicos, realizadas por los familiares desde el 29 de diciembre, un día después de la explosión en Caño Los Becerros.

De los traslados a Ciudad Bolívar, la gobernación informó a través de una nota de prensa que se trató de dos niños y dos adultos. Se precisó que los adultos son José Clemente Cabello, de 44 años de edad, y Magloris Ramos, de 60 años de edad. También informaron que el sábado realizaron la cura a 12 de los 26 pacientes que estaban recluidos hasta ese día.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

Monagas | Familia denuncia que herida en explosión murió por falta de oxígeno

El Pitazo conoció que una paciente salió del hospital de Maturín para recibir atención médica en su casa. Familiares de los heridos explicaron que la persona tiene una pariente que es enfermera que se ofreció a brindarle los cuidados que requiere. Tomaron la decisión en vista de las malas condiciones en las que se encuentra el centro asistencial.

El 1° de enero murió una de las heridas. Laura Figuera tenía 26 años y quemaduras de tercer grado. Sus familiares denunciaron a los medios de comunicación que el deceso ocurrió por la falta de oxígeno y de atención médica. A la joven la trasladaron al quirófano para hacerle una cura, pero sufrió un paro respiratorio.

Laura dejó a tres niños huérfanos. Una de ellas de 6 años de edad, quien estaba hospitalizada en el área de emergencia pediátrica, donde los familiares han denunciado que no hay aire acondicionado y faltan medicamentos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado