21.7 C
Caracas
jueves, 13 agosto, 2020

Ni para beber hay agua en San Antonio de Monagas

Desde el pasado 4 de junio, el municipio Acosta se quedó sin recurso hídrico porque la bomba sumergible del sistema de bombeo se dañó y su reparación cuesta 25.000 dólares. Los habitantes salieron a protestar y cerraron tres calles del pueblo para exigir una solución

-

Maturín.- En San Antonio de Capayacuar, municipio Acosta del estado Monagas, no hay agua desde el pasado 4 de junio, sus habitantes ni siquiera tienen para consumirla y la han sustituido por la del río. En una llamada telefónica, este viernes 12 de junio, un grupo de vecinos se quejó de que la alcaldía no haya hecho diligencias para restituir el servicio y que solo les informan que no hay recursos para reparar la bomba sumergible del sistema de bombeo.

La reparación del aparato cuesta 25.000 dólares y la municipalidad la solicitó a la Gobernación de Monagas; el equipo permite enviar el agua desde la poza de La Trilla hasta la planta de tratamiento, ubicada frente al hospital de San Antonio, donde una vez apta para el consumo es enviada hasta un tanque elevado en el sector El Limón y desde allí baja por gravedad hasta el pueblo.

Al menos 19.000 habitantes están afectados por la ausencia de agua potable; una de ellas Vivian López, quien manifestó a El Pitazo que está cansada de bañarse en el río y de cargar agua hasta su casa. Por eso, al mediodía de este viernes, participó en una protesta con la que cerraron tres puntos de la avenida Bolívar y la calle Sucre para exigir respuestas a la Alcaldía del municipio Acosta.

LEE TAMBIÉN

Conductores del sur de Anzoátegui vuelven a protestar por gasolina

Las personas atravesaron sus tambores vacíos en medio de la calle para llamar la atención de las autoridades municipales, pero estas solo enviaron camiones cisternas para que les llenaran los envases. A la 1:30 pm, ningún funcionario de seguridad se había presentado en el sitio para dispersar la tranca.

“Hay varios camiones cisternas pequeños que pasan por las casas surtiendo agua del río, pero ya no queremos seguir así porque nos vamos a enfermar. El alcalde no se ha pronunciado, solo lo ha hecho su equipo de gobierno, que nos ha dicho que la gobernadora ofreció la bomba, pero hasta los momentos no la han comprado”, dijo Julio Álvarez, vecino.

¿Qué tan útil fue esta publicación?