28 C
Caracas
miércoles, 21 abril, 2021

Monagas | Explosión de bombona de gas doméstico dejó a familia herida

Entre el grupo se encuentra un niño de tres años de edad, quien está recluido en la sala de emergencias pediátricas del hospital; hay dos adultos con condición reservada en el área de aislamiento para quemados del Núñez Tovar. El hecho ocurrió en el mercado municipal de Maturín

-

Maturín.- Al menos cuatro personas, entre ellas un niño de tres años de edad, resultaron con quemaduras de primer, segundo y tercer grado en el cuerpo al explotar una bombona de gas doméstico en el mercado municipal de Maturín. El hecho ocurrió la mañana del domingo, siete de junio; los heridos están recluidos en el Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar.

El estallido ocurrió en la planta baja del mercado después de que Jhony Velásquez (42) prendió un reverbero para freír empanadas en un sartén. La mañana de este 8 de junio, El Pitazo conversó con familiares de los heridos y supo que la manguera que envía el gas doméstico hasta la hornilla se soltó y ocurrió la explosión al entrar en contacto con el fuego.

LEE TAMBIÉN

Muere niña de dos años por explosión de bombona en Apure

Velásquez es el más afectado junto a Saray Mejías (42), ambos están aislados en el área para quemados de la emergencia del hospital. Nohemi Mejías (18) resultó herida con quemaduras en ambos brazos y el lado derecho del rostro; contó que por estar más alejada del reverbero no salió más lastimada. “Mi mamá y mi hermanito tienen más quemadas porque estaban más cerca, ella tenía al bebé en sus piernas cuando ocurrió la explosión”, contó.

El hecho causó revuelo en el mercado, pero también solidaridad. Un motorizado se ofreció a ayudar a la familia y tomó al bebé en sus brazos, condujo hasta el Núñez Tovar con el niño sentado en sus piernas; mientras que los adultos recibieron los primeros auxilios en el sitio por una comisión del Cuerpo de Bomberos, que llegó al lugar gracias a la llamada que hicieron otros vendedores del centro de abastecimiento.

Hasta la mañana de este lunes, 8 de junio, los cuatro pacientes no habían recibido tratamiento médico porque en el hospital no hay antibióticos ni calmantes. Sus allegados reunieron algo de dinero y pudieron comprar Diclofenac. En el centro de salud tampoco hay guantes, jeringas y gasas para hacerles las curas así como extraer muestras sanguíneas para los análisis médicos que han solicitado los doctores.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado