18.9 C
Caracas
viernes, 18 septiembre, 2020

Monagas | Cosechas de frutas en Acosta se pierden por falta de gasolina

Los agricultores se valen de los burros para trasladar sus productos desde la montaña hasta el pueblo, una práctica que consideran como un retraso y que al mismo tiempo genera pérdidas incalculables porque no toda la producción puede ser sacada a la venta

-

Maturín.- En el municipio Acosta, norte de Monagas, los agricultores denunciaron que las cosechas de frutas y hortalizas se están perdiendo por la falta de gasolina. Este 18 de agosto, uno de ellos aseguró a El Pitazo que no son tomados en cuenta en la venta de carburante y que por ello, lo compran a un precio de dos dólares por cada litro.

Luis Barreto es vocero de un grupo de productores en San Antonio de Capayacuar y explicó que algunos han optado por recoger las cosechas en burro. “No es que sea una práctica nueva, sino que muchos de nuestros compañeros, en especial los que están en la parte más alta del municipio, están obligados a sacar su producción en burro no solo hasta la finca sino hasta el pueblo para venderla o entregarla a la persona que la pondrá en el mercado”, indicó Barreto, quien consideró que la práctica agrícola ha retrocedido por lo menos 20 años en el país.

Y es que para sacar 50 cestas de cambur en burro se necesitan tres días y mientras pasan los días, muchos son los que se estropean o se pierden en las matas porque se maduran muy rápido. “Los productores estamos perdiendo grandes cantidades de tomate, pepino, pimentón, calabacín, piña, parchita y cambur porque no tenemos acceso a la gasolina y cuando logramos pasar a una estación de servicio nos venden veinte litros, que no son suficientes para hacer todo el trabajo”, señaló.

LEE TAMBIÉN

Cronología | Tras la llegada de gasolina iraní el abastecimiento de combustible no mejora

Barreto tiene 10.000 matas que echan 30.000 kilos de tomate, una producción que está en riesgo por el déficit de combustible; para salvarla, planea usar burros o alquilar los rústicos de otros agricultores que decidieron modificar sus autos para que funcionen con gasoil. En el Palmar de Brito hay, por lo menos, 70.000 matas de tomate que en un mes darán fruto y sus sembradores no saben cómo harán para recogerlos porque no tienen suficiente combustible.

Las pérdidas no han sido cuantificadas, porque no hay un gremio que lleve estadísticas precisas sobre la siembra y número de agricultores. Aunque no se atreven a visualizar cifras, desde la Asociación de Productores de Café del municipio Acosta indicaron que al menos mil quintales, distribuidos entre 250 agremiados, podrían perderse si no se establece un plan de atención de combustible en los próximos dos meses, cuando se prevé la cosecha de este rubro.

4/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado