Madres reportan déficit de vacunas en El Tigre

Después de casi tres meses sin la vacuna de BCG, la dosis llegó al Hospital Guevara Rojas, donde las colas de mamás con sus bebés son largas. Sin embargo, las dosis de pentavalente y trivalente están ausentes y además no hay material para el examen neonatal

75
Las colas por vacuna se observan a diario en el Hospital de El Tigre | Foto: Marinelid Marcano

El Tigre.- En una odisea se ha convertido para muchas madres poder colocarles la vacuna BCG a sus hijos en la zona sur de Anzoátegui. La dosis estuvo desparecida de los centros de salud de la entidad por casi tres meses. En El Tigre, la vacuna que previene la tuberculosis comenzó a aplicarse el pasado viernes 22 de noviembre en el Hospital Guevara Rojas.

La demanda de BCG es tan alta que a diario se forman largas colas, como las que se registraron entre este lunes y martes. Esta es la primera dosis que debería de recibir un recién nacido de acuerdo con el esquema de inmunización. Las madres también reportan que la pentavalente y la trivalente también están agotadas.

En la fila de este martes no solo había madres con recién nacidos, sino también con bebés de hasta seis meses de nacidos que no habían recibido la vacuna, como el caso de la hija de cinco meses de Angelis Urbaneja, una habitante de la comunidad Cachipo del municipio Aragua de Barcelona.

La joven madre contó que por vivir en esta zona rural, ubicada entre Aragua de Barcelona y Pariaguán (municipio Miranda), se le hace difícil el acceso a los principales centros de salud. “En el ambulatorio de Cachipo no hay vacunas y en Pariaguán tampoco hay BCG; el hospital de Aragua de Barcelona me queda lejos y por eso no me quedó de otra que venir a El Tigre”, dijo.

Esta es la segunda vez que Urbaneja acude esta semana al hospital; cuando llegó este lunes 25, le dijeron que se habían terminado los cupos y que debía volver este martes, pero la distancia le jugó en contra y llegó pasadas las 9:00 am: también habían entregado los números. “Esto para mí es difícil porque se gasta mucho en pasaje. Son prácticamente cien mil bolívares y hasta más que pagamos para llegar hasta aquí; además, debo madrugar”, acotó.

A Angelis Urbaneja la acompañaba su vecina Julia Guayapero, madre de un varón de dos meses de nacido que también requiere la BCG. “Por lo menos las otras vacunas sí las han recibido, porque en Pariaguán había la del polio”, agregó.

Clarinett Pérez, residente de El Tigre, fue otra de las mamás que llegaron tarde con su niña de un mes de nacida. “Ayer (lunes) vine y ya habían repartido como 60 números y no pude colocarle la vacuna; hoy (martes) vengo y me dicen que mañana (miércoles), porque debo venir antes de las siete de la mañana para que me corresponda un cupo”, añadió.

LEE TAMBIÉN

DIRIGENTE DE LA SALUD DENUNCIÓ DESABASTECIMIENTO CRECIENTE DE INSUMOS EN HOSPITALES DE BARINAS

El Pitazo consultó a una de las enfermeras encargadas del departamento de inmunización del centro asistencial y confirmó que desde el viernes 22 de noviembre se retomó la aplicación de la BCG, pero que solo reparten 40 números al día desde las 7:00 am; también dijo que tienen fallas en las dosis de pentavalente y trivalente.

Asimismo, se consultó sobre el tema a la jefa del Distrito Sanitario número 5, Jackelyn Parra, quien reiteró la aplicación de la BCG desde el pasado viernes en el hospital y acotó que este lunes 25 se llevó a San José de Guanipa y Soledad (municipio Independencia). «También hay falla con la pentavalente», observó.

El pasado jueves 21, el presiente del Instituto para la Salud de Anzoátegui (Saludanz), Omar Aray, informó mediante nota de prensa que a la entidad habían llegado 10.000 dosis de vacuna BCG que serían distribuidas en los diferentes centros de salud.

Sin prueba de talón

Mientras madres como Clarinett Pérez comentaban sobre el problema para conseguir la BCG, otras revelaron que no pudieron hacerles la prueba del talón a sus bebés por falta de material. Esta prueba, desde hace más de un año, solo se hacía en el Centro de Alta Tecnología Che Guevara de El Tigre, pues en el hospital Guevara Rojas dejó de hacerse, al igual que en el hospital de San Tomé.

Rebeca Rondón tuvo a su bebé el 24 de octubre y no pudo hacerle el examen porque cuando acudió al centro asistencial le notificaron que no contaban con el papel donde colocan las muestras. Para precisar la importancia de la vacuna BCG en los niños y la realización de la prueba del talón, El Pitazo entrevistó a la médico pediatra puericultora Lismena Quijada, quien destacó que la BCG es una vacuna anti tuberculosis que debe administrarse lo más pronto posible una vez que el niño nazca, ya que es una dosis única.

“La única contraindicación para no aplicarla al recién nacido es una infección sintomática por virus de VIH y en aquellos niños que tengan el virus por otra causa”, indicó. La doctora detalló que el tiempo que se establece como límite para la BCG es hasta niños de 7 años de edad, que no tengan antecedentes de haber recibido la vacuna y no sean contacto de tuberculosis. En mayores de 7 años se hará exclusivamente por indicaciones específicas de orden médica o epidemiológica y con previa prueba de PPD.

“No considero que haya algún riesgo si se coloca después de varios meses; es más riesgoso que no la tenga, pero aunque no hay cifras oficiales, se ha determinado que los casos de tuberculosis están en ascenso y los niños son los más vulnerables, por lo que es fundamental que reciban la dosis de BCG”, aclaró.

En cuanto a la prueba del talón, la pediatra Lismena Quijada señaló que se realiza entre los tres y 11 días de vida y se utiliza para descartar si el niño tiene alguna enfermedad como hipotiroidismo, fenilcetonuria (alteración congénita del metabolismo causada por la carencia de la enzima fenilalanina hidroxilasa), galactosemia (enfermedad hereditaria causada por una deficiencia enzimática y se manifiesta con incapacidad de utilizar el azúcar simple galactosa) y hemoglobiopatia (enfermedad de carácter hereditario que tiene como consecuencia una estructura anormal en una de las cadenas de las globina).

“Esta prueba es de suma importancia porque el hipotiroidismo, si no se detecta a tiempo, puede causar retraso mental y las otras enfermedades pueden causar la muerte en caso que no se diagnostiquen a tiempo. Se hace con esa premisa y si es alto el riesgo, lo ideal es hacérsela”, apuntó.

Quijada refirió que hasta hace poco se hacía en el centro Che Guevara, pero no cuentan con papel para hacerla. En su caso, para paliar la situación en el Control de Niño Sano, le solicita después de los 15 días de nacido pruebas tiroideas y hematología completa. “Obviamente no resuelvo toda la situación, pero por lo menos el hipotiroidismo, que es el más frecuente, se puede detectar y le da más tranquilidad a la madre, y más si hay un antecedente materno”, explicó Quijada.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO