Lluvias provocan aumento de casos de dengue con paludismo en niños de Maturín

En la emergencia pediátrica del Hospital Manuel Núñez Tovar también han visto un repunte de casos de asma en pacientes con edades comprendidas entre los 2 y 6 años. Especialistas llaman a los padres a extremar el cuidado de sus hijos durante esta temporada

80
En dos días, en la emergencia pediátrica han sido atendidos cuatro niños con dengue y paludismo al mismo tiempo | Foto: Jesymar Añez

Maturín.- Diciembre no solo comenzó con lluvias, sino también con un repunte de casos de dengue con paludismo en pacientes pediátricos. En la emergencia de niños del Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar de Maturín han atendido cuatro casos de ambas enfermedades entre el lunes 9 y el martes 10 de diciembre.

En el último trimestre los especialistas habían atendido cinco afecciones de este tipo en la sala de urgencias; personal médico del centro asistencial explica que la causa estaría en las aguas que han quedado estancadas como consecuencia de las continuas precipitaciones que han caído en la capital de Monagas desde que comenzó este mes.

LEE TAMBIÉN

REPORTAN 150 CASOS DE PALUDISMO EN BOCA DEL PAO EN ANZOÁTEGUI

Los pacientes atendidos tienen 11, 6, 3 y 2 años de edad, todos del casco urbano del municipio capital. Tienen dengue con signo de alarma además de paludismo. Los niños llegaron al centro de salud con fiebre alta, erupciones en las piernas y sangrado nasal, por lo que permanecen bajo vigilancia médica y con tratamiento.

Las estadísticas del personal de salud también indican que ha habido un repunte de los casos de asma en infantes. Al menos ocho infantes han sido atendidos esta semana por los especialistas de guardia, siete de ellos de Maturín y el otro de Tucupita, estado Delta Amacuro. Las edades de esos pacientes se ubican entre los 2 y 6 años.

El personal de salud del Núñez Tovar pidió a los padres extremar el cuidado de sus hijos durante esta época cuando la humedad es mayor a la del resto del año, pues en su mayoría hubo altas temperaturas. La atención de estos casos en la sala de emergencias suele complicarse y retrasarse porque no hay suficientes tomas de oxígeno en la sala pediátrica.

Para evitar los casos de dengue y paludismo, recomendaron desechar los envases que no son utilizados y voltear las botellas de vidrio que puedan estar en los patios de las casas y que sirvan como criaderos de mosquitos. También, cambiar con frecuencia el agua de los floreros y lavar los depósitos de agua.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO