Líderes indígenas demandan medicina en comunidades waraos del Delta

62

Un grupo de representantes waraos, provenientes de importantes localidades, afirma la decadencia en la atención primaria de salud en las comunidades asentadas en la geografía de la selva del Orinoco, ante la deficiencia de medicina e insumos médicos en los centros ambulatorios instalados en la zona.

Antonio Arangure, docente de la población de Araguabisi, comunidad indígena localizada en la ribera y caños del Orinoco, con una población aproximada de 3000 waraos, afirma la desaparición de varios asentamientos indígenas por el éxodo masivo de sus miembros que han migrado en busca de sobrevivencia ante la aparición de enfermedades endémicas y epidémicas en los lugares.

“La miseria es lo que reina en los hogares, las enfermedades comunes atacan constantemente a los niños: la diarrea, la fiebre y el sarampión; no hay asistencia, no hay medicina y los waraos se ven forzados abandonar sus lugares de origen en busca de mejor calidad de vida” afirma Arangure.


LEE TAMBIÉN: 

EL MIEDO NO DEJA EN PAZ A LOS INDÍGENAS DE LA SIERRA DE PERIJÁ

Recientemente, una comisión de líderes waraos, encabezado por el exconcejal, Mónico Campero, se trasladó hasta Tucupita, con el propósito de solicitar ayuda a las autoridades por el hambre desatada y la falta de medicina en la comunidad de Araguaimujo, localidad asentada en el bajo Delta.

“La población fue devastada por la última creciente del río Orinoco, somos 180 familias afectadas, no tenemos alimentos, ni medicinas, tenemos cuatro meses sin recibir las cajas Clap, hay hambre, hay miseria” señala Campero.

De igual forma, Antonio Wells, representante de la comunidad de San José de Amacuro, población asentada entre la frontera de Delta Amacuro y la Guyana Esequiba, afirma el abandono del ambulatorio por las autoridades de salud “hacen como cuatro años, el ambulatorio fue abandonado por los médicos y enfermeros, ahora los enfermos de paludismo se van para Guyana si se quieren salvar” señala Wells.

En el municipio Antonio Díaz, se encuentran instalados tres ambulatorios tipo III; El hospital Luis Gomez de Nabasanuka, El hospital Hermana Isabel de San Francisco de Guayo y el Centro ambulatorio de Curiapo. Centros de salud con infraestructuras que están destinadas a prestar la atención primaria a 15.000 indígenas aproximadamente en la zona.

El sacerdote Wilson Jochen, párroco de Nabasanuka, denuncio la muerte de 20 niños waraos sin asistencia por sarampión en marzo 2018 | Foto: Melquiades Avila

Sin embargo, la falta de medicina e insumos médicos, el deterioro de las ambulancias fluviales, y la falta de dotación contribuye a la muerte de mengua a los waraos que padecen enfermedades curables y crónicas como la tuberculosis, el VIH-Sida, paludismo y la malaria entre otras.

Made indigena warao de Aragauimujo, reclama asistencia y comida para su gente ante la hambruna desatada en su comunidad | Foto: Melquiades Avila

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.