23.7 C
Caracas
miércoles, 18 mayo, 2022

Habitantes exigen transporte público hacia Aribí, sur de Maturín

-

Maturín.- Aribí es una zona rural ubicada en el sur de Maturín y sus habitantes solo cuentan con un autobús para salir de la población, que está a hora y media del centro de la capital de Monagas. Por ello sus residentes exigen a las autoridades regional y municipal que habiliten más unidades de transporte público.

Vanesa López vive en esa comunidad. Cuenta que todo el que tiene que hacer diligencias en Maturín debe madrugar, pues el bus sale a las siete de la mañana y regresa a las cuatro de la tarde. “Son las diez y media y ya me desocupé. Entonces tengo que esperar cinco horas hasta que venga el autobús para regresar a mi casa”, explica.


LEE TAMBIÉN: 
PDVSA TIENE SEIS MESES INSOLVENTE CON CLÍNICAS DE MATURÍN



Cree que hacia esa zona deben existir dos unidades más para facilitar la movilización de unos 1.000 habitantes, según estima. “Por lo menos un Yutong de esos grandes debe haber para trasladarnos a todos, porque siempre se queda gente por fuera porque no entra en el autobús. Los abuelos son los más afectados, especialmente cuando es día de cobro de pensión”, mencionó.

Y es que en un autobús de 24 puestos viajan hasta 65 personas. “Todos vamos bien apretados y lo hacemos sin quejarnos porque lo que queremos es llegar a la casa”, indica Raúl Reyes, habitante de Aribí. Reyes agrega que a la falla de transporte se le suma el ajuste de precios mensual que hacen los transportistas. En junio el pasaje costaba 4.500 bolívares y ahora en julio está en 6.500.

La parada hacia esta población está ubicada en la plaza 7, en pleno casco central. María Campos es la fiscal de la ruta y explica que las unidades son privadas, porque ni la Alcaldía de Maturín ni Transmonagas han querido habilitar autobuses hacia esa comunidad. Asegura que han pasado comunicados a ambos organismos y no han obtenido respuestas.

Pero los residentes de esta zona denuncian que en la comunidad hay otros problemas: la inseguridad, las bolsas Clap llegan con retraso y el ambulatorio no tiene ni medicinas ni médicos ni ambulancia. Carlos Pérez, vecino, ya no recuerda cuándo fue la última vez que vieron una patrulla policial por las calles del pueblo. “Allá nos tienen olvidados. El alcalde, Wilfredo Ordaz, tiene que cumplir con las mejoras que nos prometió cuando estaba en campaña”, dijo.

Las bolsas y cajas del Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap) no llegan con frecuencia. La última bolsa que recibieron fue a principios de mes y ya tenían tres meses esperándola. Además, denuncian que en el ambulatorio no hay suministros, no hay médicos y tampoco ambulancia, por lo que cuando se presenta una emergencia deben pedir una cola.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a