24.4 C
Caracas
viernes, 7 mayo, 2021

Foro Penal Monagas denuncia que un guardia hirió de bala a un joven en prisión

-

Maturín.- El Foro Penal Venezolano capítulo Monagas denunció que uno de los jóvenes detenidos por las protestas del 23 de enero fue herido de bala mientras estaba recluido en la Guardia Nacional (GN). El herido tiene 32 años y cuando fue apresado no participaba en la confrontación ocurrida en la plazoleta de la Catedral de Maturín.


La representante del Foro Penal, Soli Romero, dijo que el muchacho es un desertor del Ejército y que el tiro que recibió fue el castigo por haber salido de las filas de las Fuerzas Armadas. El detenido recibió el impacto de bala en el hombro derecho.

La bala salió de su cuerpo y el médico forense fue a evaluarlo cuatro días después de que ocurrió el hecho. «De eso y de mucho más se dio cuenta el fiscal y el juez cuando se realizó la audiencia de presentación en la sede del Comando 51 de la Guardia Nacional», aseguró.

LEE TAMBIÉN:
Guardia Nacional refuerza presencia en Puente Internacional Simón Bolívar

La agresión fue denunciada por los defensores y esperan que haya una respuesta de parte de la Ley, pues se trata de una franca violación de los derechos humanos del joven, quien al igual que otros 41 tiene 16 días privado de libertad, actualmente en el centro Nelson Mandela, un anexo de la cárcel de La Pica.

Condiciones de reclusión

En hacinamiento. Así se encuentran los detenidos de las protestas del pasado 22 y 23 de enero. Es una situación que se repite en los calabozos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), la Policía del estado Monagas y el centro Nelson Mandela, en La Pica.

- Advertisement -

Manuel Velásquez es un pediatra que colabora en la defensa de los derechos humanos de los privados de libertad y aseguró que las condiciones de reclusión son críticas. Reiteró el riesgo que tienen los presos de la PNB de contraer paludismo, porque los muchachos conviven en una celda junto a otro que padece la enfermedad y no estaba medicado.

«Nosotros hicimos las gestiones y logramos conseguirle el tratamiento a esa persona, porque es un inminente foco de contagio no solo para los presos que están con él sino para los mismos policías que resguardan el lugar», dijo.

Velásquez mencionó, además, que los privados de libertad están durmiendo en el piso sobre cartones. «El Estado no les garantiza ni el agua, ni la alimentación, todo eso lo reciben de parte de sus familiares», aseguró el especialista.

Hasta la fecha, los jueces no han respondido la solicitud de atención médica que han hecho para algunos de los presos. Uno de ellos es un joven que tiene bronquitis, quien está recibiendo tratamiento, porque se lo hicieron llegar a través de sus familiares. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado