21.5 C
Caracas
sábado, 26 septiembre, 2020

Familiares temen por el destino de jóvenes desaparecidas en naufragio

-

Yesenia García y Jesús Gonzáez / El Pitazo

Desamparados por la autoridades venezolanas y asustados por las amenazas recibidas por autoridades locales y regionales que les han prohibido declarar, se encuentran los familiares de Luisannys Betancourt (16), Unyerlys Vásquez (16), Osmarlys Velásquez (16), Rosmilys Laguado (16) y Michel Sánchez (22), las cinco jóvenes con residencia en Cumaná que se encuentran desaparecidas desde el 23 de abril, cuando abordaron la embarcación Jhonailys José.

“Se habla que es una mafia de trata de blanca y por eso nos da temor. Yo quiero que mi hija aparezca, pero tengo miedo porque estoy sola y tengo cinco hijos. En Güiria se comenta que desde hace tiempo se llevan a las muchachas venezolanas, mayores o menores a prostituirse, que van por tres meses y se regresan”, narró Rosa Acosta, madre de Rosmilys Laguado, una joven de 16 años que iba en el bote.

Relató que su hija estudia tercer año en el liceo José Silverio González, en Cumaná. “La última vez que hablé con ella fue el lunes 22 de abril como a las 2:00 pm, me dijo que estaba en Güiria, me sorprendí y le pregunté con quién estaba. Me respondió que con unas amigas”.

Explicó que los residentes de Güiria le informaron que cada una de las personas mayores de edad que iban en el bote llevaba un grupo de niñas para entregarlas a Trinidad. “A las jóvenes las enumeraron cuando las montaron en el bote”.

“Las niñas menores de edad se dejan engañar por mentes criminales que les ofrecen pajaritos en el aire y por la misma situación que están pasando en sus casas o por problemas con sus padres se van, pensado que les va a ir muy bien y que todo va a mejorar”, dijo Acosta.

- Advertisement -

La madre afirmó que el gobierno es el culpable por la crisis que se vive en el país, ya que las madres venezolanas se sienten fracasadas, con lágrimas en los ojos, pensando diariamente qué comida van a darles a sus hijos. Esa misma situación ha llevado a los adultos y jóvenes a tomar la decisión de irse del país.

Amarilis Velásquez es mamá de Unyerlys Vásquez, quien vive en la comunidad de Brasil, parroquia Altagracia de la capital sucrense. La madre soltera indicó que desconocía que su hija iba en la embarcación “Jhonailys José”.

“Hija llámame, no aguanto esta desesperación, llámame de donde estés, eso es lo único que te pido”, suplicó Velásquez, quien afirmó que el 23 de mayo se cumple un mes de la desaparición de las muchachas y no se sabe nada de ellas.

Velásquez señaló que su hija salió con su prima Osmarlys en la Semana Santa a visitar a una amiga en Maturín. “Desde esa fecha solo conversó con ella un día antes de la tragedia cuando la joven la llamó y le dijo que estaba bien. Necesitamos ayuda del gobierno”, finalizó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado