Familiares denuncian que hospital de Maturín tiene techos y paredes rotas

Un grupo de familiares de pacientes aseguró que en el área de observación no hay aire acondicionado y que las camas no tienen parales para colocar la solución o el tratamiento vía endovenosa

67
Familiares de pacientes denuncian que los techos y paredes del servicio de observación en el hospital de Maturín están en malas condiciones | Foto: pacientes

Maturín.- Un grupo de familiares de pacientes denunció que el área de observación de la emergencia del Hospital Manuel Núñez Tovar tiene los techos y las lámparas quemadas. A través de mensajes de WhatsApp, tres personas explicaron a El Pitazo que en el sitio falta hasta la ventilación.

Maira Acevedo, familiar de un hombre herido en un accidente vial, expresó su temor ante la rotura de los techos porque pueden ocurrir filtraciones y, también, bajar insectos o roedores. La joven solicitó a las autoridades del hospital y gubernamentales atender la situación con prontitud para evitar que los pacientes contraigan infecciones.

Acevedo también mencionó que algunas paredes también están rotas. “No entiendo cómo las autoridades del hospital permiten que el área de observación esté en estas condiciones”, expresó la joven, quien también se quejó por el calor que hace en el sitio.

LEE TAMBIÉN

Hospital de Maturín tiene cinco años sin revelar placas de Rayos X

“Cuando llegamos hace tres días no había aire acondicionado. Tuvimos que traer un ventilador para evitar que a mi mamá le diera más calor”, dijo este 20 de junio Manuel Álvarez, familiar de una mujer de 67 años de edad. Álvarez mencionó que la iluminación es deficiente porque las lámparas se han quemado y no las han sustituido.

Carolina Pérez, otra denunciante, indicó que las 15 camas que están en el servicio no tienen parales que sirven para colocar la solución y el tratamiento endovenoso. A esto agregó que el personal médico trabaja con pocos suministros y que entregan a los familiares la lista de medicamentos y artículos que deben llevar para atender a sus parientes.

“Los médicos y las enfermeras que están aquí, aunque son pocas, tienen la voluntad de atendernos, pero no tienen las herramientas para hacerlo. Creo que se debería unir esfuerzos para mejorar las condiciones del servicio”, consideró.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.