Fallecieron otros dos niños por desnutrición en Monagas

meta_valus

Maturín.- En la emergencia pediátrica del Hospital Manuel Núñez Tovar de Maturín se siguen muriendo niños por desnutrición. El 20 y 21 de enero fallecieron dos niños, ambos de un año. Uno proveniente del municipio Bolívar y la otra de Maturín.

La alimentación era poca en ambos casos; solo agua de cereales como ha ocurrido anteriormente. En la emergencia pediátrica, los médicos han alertado sobre lo perjudicial que resulta alimentar a los recién nacidos con agua de arroz o de avena, porque el organismo de los lactantes  no recibe los macronutrientes que necesitan para crecer.

Lea también:

El negocio que vació la mesa de los venezolanos

Los lactantes ingresaron con problemas intestinales. La bebé tenía un peso de tres kilos, igual que un recién nacido; provenía de Costo Abajo, al norte de Maturín, y en su familia ya había ocurrido una muerte por desnutrición el año pasado, según indicaron fuentes en el centro asistencial.

Con estos decesos, suman ocho los fallecimientos por esta causa en el estado Monagas. La mayoría de los lactantes residían en el casco urbano del  municipio capital. Los otros bebés que han muerto eran oriundos del municipio Bolívar. 

Uno de esos casos fue el de la bebé Gamboa. Murió el 14 de enero pesando 2,800 kilogramos. Su mamá alimentó a su hijo con leche completa, porque alegó que por tener pezón invertido el bebé no se pegaba a su pecho. Cuando ingresó a la emergencia pediátrica estaba deshidratado y desnutrido.

En la emergencia pediátrica del hospital de Maturín también hay ocho pacientes recluidos con desnutrición; uno de ellos tiene 5 años y el otro 6, perteneciente a la etnia Warao y quien además tiene tuberculosis. Fue trasladado desde Tucupita, estado Delta Amacuro. El resto de los pacientes no alcanza el año de vida.

DÉJANOS TU COMENTARIO