Fallecen dos pacientes por falta de diálisis en Cumaná

Los 64 pacientes de la unidad de diálisis del Hospital Universitario Antonio Patricio de Alcalá (Huapa), en el estado Sucre, no reciben tratamiento por la falta de una bomba de agua de dos pulgadas

626
La mañana del miércoles 10 de julio, los pacientes renales impidieron el paso de las personas por la puerta principal del Hospital Universitario Antonio Patricio de Alcalá. Foto Joanne Gonzalez

Cumaná.- Un grupo de pacientes de diálisis y sus familiares se concentró desde primera horas de la mañana del miércoles 10 de julio frente a la puerta principal del Hospital Universitario Antonio Patricio de Alcalá (Huapa), en Cumaná. Aseguraron que desde el viernes 5 de julio no se les realizan dialisis en este centro de salud.

Imágenes de Joanne González

Los manifestantes afirmaron que dos personas fallecieron el fin de semana por no ser dializados. Luis Rodríguez, paciente del área de nefrología residenciado en Cariaco, municipio Rivero de la entidad, responsabilizó al director del hospital de Cumaná y al gobernador del estado Sucre, Edwin Rojas, por la salud de las personas que son atendidas en el Huapa.

“Llevamos cinco días sin dializarnos por la falla en una bomba de dos pulgadas. Hay dos muertos y tenemos ocho personas en muy malas condiciones”, aseguró Rodríguez a El Pitazo.

Familiares de los enfermos renales le gritaron sus verdades a la subdirectora del Huapa, Carmen Rodríguez, y a Neptaly Rodríguez, director ejecutivo de la Fundación Regional para la Salud | Foto Joanne González

Rodríguez, quien es atendido desde hace más de 20 años en el hospital, explicó que los pacientes de diálisis dependen de unas máquinas que están obsoletas. El director del Huapa, Rafael Montaño, no está pendiente de las 64 personas que requieren recibir el tratamiento diariamente.

Madruga para dializarse 

Franklin Gutiérrez es otro afectado. Reside en San Antonio del Golfo, municipio Mejía, y debe levantarse antes de las 4:00 am para abordar una unidad del transporte público que lo traslada hasta la capital del estado Sucre a recibir su tratamiento en el Huapa. “Vengo pagando un pasaje, amaneciendo y cuando llegamos aquí siempre hay un problema; cuando nos son las máquinas es el agua”, agregó. 

Gutiérrez indicó que producto de la falta de la diálisis, los pacientes se están complicando y su vida está en peligro. Los enfermos tienen las piernas hinchadas y el abdomen grande producto del líquido que están reteniendo.


LEE TAMBIÉN: 


PACIENTES RENALES EN TÁCHIRA PIDEN A BACHELET QUE INTERVENGA PARA GARANTIZAR SUS DIÁLISIS

“Hablamos con el director del hospital sobre esta situación y dijo que la bomba de agua estaba arreglada y cuando ingresamos a la sala de diálisis nos informaron que era imposible dializarnos porque no había agua. Estamos desde el viernes sin dializarnos y debido a esta anomalía se murieron dos compañeros”, afirmó Gutiérrez.   

Sostiene que los enfermos renales acuden al Huapa por su tratamiento. “Un grupo de personas asiste los lunes, miércoles y viernes, y otros enfermos  acuden los martes y jueves a estas sesiones, que duran entre dos a cuatro horas”, relata.

Llegó la bomba 

Autoridades de este centro de salud se apersonaron al lugar de la manifestación y aseguraron a los manifestantes que un equipo se encontraba en el Huapa instalando una bomba de agua. Con el nuevo equipo se solventará la situación, que estaba afectando a los pacientes renales que asisten a realizarse su diálisis en el principal centro de salud del estado Sucre.

“Es instrucción del gobernador Edwin Rojas que se active diariamente el servicio de agua potable en el Huapa. Mientras se desarrolla esta manifestación, un equipo de trabajo de Hidrocaribe está instalando una bomba para solucionar el problema”, informó Neptaly Rodríguez, director ejecutivo de la Fundación Regional para la Salud.

DÉJANOS TU COMENTARIO