Falla de gasolina paraliza el transporte en el Oriente venezolano

Los conductores pasan hasta tres días haciendo cola para surtirse en el sur de Anzoátegui, donde este sábado 28 de diciembre la gente protestó porque les informaron que el combustible llegaría el lunes. En el único estado donde no hay fallas es en Nueva Esparta

490
En El Tigre, sur de Anzoátegui, la gente duerme en las filas y muchas veces no alcanza a cargar combustible | Foto: Marinelid Marcano

Maturín.- La escasez de gasolina tiene haciendo cola a los conductores en tres de los cuatro estados que conforman el Oriente venezolano: Anzoátegui, Monagas y Sucre. Las colas son kilométricas y en el caso de la zona sur de Anzoátegui, la gente pasa hasta tres días en una fila esperando cargar los tanques de sus vehículos. La movilización vehicular se ha reducido.

En esta parte de Anzoátegui, los conductores protestaron la mañana de este sábado 28 de diciembre, porque les informaron que el combustible llegaría el lunes 30. Específicamente, las manifestaciones ocurrieron en la estación de servicio Venecia, ubicada en la avenida España, y en la estación Oasis, que está en la salida de El Tigre hacia Pariaguán. En El Tigre, la escasez se ha acentuado esta semana en las 13 estaciones de servicio.

La misma situación crítica se evidencia en 65 % de las 47 gasolineras en la zona norte de ese estado, es decir en 30. Allí, los choferes han denunciado la venta en dólares de los bidones con gasolina: los revendedores piden entre 10 y 20 dólares; culpan a los bomberos, funcionarios policiales y efectivos de la Guardia Nacional de esa situación.

LEE TAMBIÉN

Hasta 24 horas tardan en echar gasolina usuarios del Oriente y Occidente del país

De hecho, desde la directiva de la Policía Municipal se ordenó la retirada de los uniformados por considerar que estaban difamando a los funcionarios con esas afirmaciones. Donde sí se mantiene la custodia policial es en las 32 surtidoras de Maturín, donde los conductores pueden pasar entre 5 y 10 horas en cola para surtirse.

La gobernadora de Monagas, Yelitza Santaella, explicó, a través de una cadena de radio, que la escasez se debe a que están recibiendo poco combustible en Anzoátegui y que por ello han reducido el envío. Indicó que el estado consume 6.000 barriles de gasolina al día y que solo llega la mitad. Al mismo tiempo, indicó que esa misma disminución afecta el traslado de las gandolas hasta Sucre, hacia donde fueron enviados 808 barriles el viernes 27 de diciembre.

En Sucre, las colas también son kilométricas. Carúpano es una de las ciudades más afectadas, allí las filas son de hasta seis cuadras y la gente ha aprovechado el momento para instalar mesas e ingerir bebidas alcohólicas. Sin embargo, algunos ciudadanos se han molestado porque después que amanecen les dicen que el combustible se agotó.

Donde no se han presentado fallas con este hidrocarburo es en el estado Nueva Esparta. Allí, los usuarios reportan normalidad en las estaciones de servicio, donde incluso llega gasolina de 95 octanos que, en el caso de Maturín, no llega desde hace un año.

Con información de Marinelid Marcano, Giovanna Pellicani, Karina Vásquez, Yesenia García y Joanne González

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO