20.4 C
Caracas
sábado, 22 enero, 2022

Explosión en Monagas: Caño de Los Becerros tiene un año de luto

El estallido de 168 cilindros de gas doméstico significó una tragedia en Monagas, pues 9 personas fallecieron y 36 resultaron heridas. Ocurrió un 28 de diciembre, en un caserío agrícola ubicado a 45 minutos de Maturín, capital del estado

-

Maturín.- Maryuris Ramos camina con un vacío en el alma. Está de luto. Su madre murió el 15 de enero de 2021, 18 días después de la tragedia que marcó al estado Monagas en 2020: 168 bombonas de gas doméstico explotaron un 28 de diciembre en Caño de Los Becerros, una comunidad agrícola ubicada en el municipio Piar, donde 9 personas murieron y 36 resultaron heridas.

Esa misma sensación se siente en las calles del pueblo, donde sus habitantes hacen un gran esfuerzo para aliviar la angustia cuando recuerdan a las 45 personas que corrían desesperadas para apagar las llamas de sus cuerpos.

Este martes, la comunidad conmemoró a las víctimas y ofreció una misa por el eterno descanso de las víctimas: Emili Leonett, Xavielis Gil, Genderson Leonett, Rutcelis Leonett, Ángel Hernández, Laura Figuera, Juan Ramos, Meivis Chacón y Magloris Ramos.

La misa fue oficiada por el padre Gerónimo Sifontes, coordinador de Cáritas Maturín y quien apoyó la logística para atender a los enfermos en cuanto supo del hecho. Los habitantes de Caño de Los Becerros hicieron algo más para honrar a los fallecidos: dijeron a El Pitazo que crearon un monumento para recordarlos con amor.

Cerca de la casa donde ocurrió la explosión, las personas plantaron árboles y colocaron los nombres de las víctimas. Maryuris colocó el de su mamá: Magloris Ramos. “Ella era mi todo, mi apoyo. Ha sido difícil continuar sin ella, pero los designios de Dios se respetan”, dice con voz entrecortada. Este martes no sólo recordó a su madre sino también a un tío y un primo.

- Advertisement -

Lo que ocurrió en Caño de Los Becerros fue un estallido que desató una reacción en cadena. El pueblo tenía ocho meses sin gas doméstico cuando un camión de la empresa Gases de Maturín (Gasmaca), dedicada a la distribución de gas doméstico en Monagas, hizo el traslado de 168 cilindros. Los habitantes recuerdan que ese día la manipulación de las bombonas no fue adecuada.

Recuerdan que los trabajadores lanzaban las bombonas y que algunas tenían una fuga. El gobierno regional atribuyó el hecho a una colilla de cigarro, pero los mismos residentes insisten en que no fue así, sino por una chispa que se generó por el choque entre ellas.

Un año después de ese día, las carencias de los 36 sobrevivientes son las mismas. Siguen necesitando cremas hidratantes y ayudas económicas, pues dejaron de trabajar. Todos sembraban y dejaron de hacerlo, primero, porque las lesiones se los impiden y, segundo, por el calor en el pueblo.

Lo que sí ha cambiado es que ahora las personas son más unidas, más cercanas. “Siempre hay divisiones por las diferencias políticas, pero lo importante es que ahora todos contamos los unos con los otros”, manifestó Maryuri, quien confía en que Dios le dará la fortaleza que necesita para superar la partida de su madre.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a