28.6 C
Caracas
viernes, 25 septiembre, 2020

Entre aguas negras y servicios colapsados viven habitantes de cuatro comunidades en Porlamar

-

Porlamar.- En alerta epidemiológica viven los habitantes de los sectores Macho, Negra Hipolita, Luisa Cáceres de Arismendi y Coconú, en Porlamar, isla de Margarita. La insalubridad reina en estas comunidades porlamarenses debido a que la mayoría de las viviendas están anegadas de aguas negras. En los patios y hasta en las habitaciones circulan como ríos, generando enfermedades como dengue, chikunguya, escabiosis, diarrea y paludismo.

Sus habitantes aseguraron que la empresa Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) no atiende esta problemática del desbordamiento de las tanquillas. También han hecho un llamado al alcalde de Mariño, Francisco González, y nadie se aboca a darles respuesta.

Jairo Cedeño, habitante de Macho Muerto, explicó que la problemática se produjo a raíz de una limpieza que realizaron unas maquinarias de la Alcaldía, que dejó tapada una tanquilla.»La problemática es que los servicios públicos están colapsados y las tanquilllas están llenas de basura a raíz de que una maquina limpió y tapó una tanquilla por allá por Coconú, cerca de la planta de bombeo, y ahora todo esto está colapsado y feo. Eso revienta por la parte más baja; las pocetas de aquí de las casas no bajan, hay demasiadas moscas, demasiada plaga», declaró.

Aseguró que por convivir entre el mal olor de las aguas residuales ya son varios los vecinos y niños que han contraído enfermedades. «Tenemos cinco casos de paludismo aquí y es la misma problemática de siempre. Se le hace un llamado urgente al alcalde», indicó.


LEE TAMBIÉN: 
VECINOS DE ANTIGUO AEROPUERTO TIENEN DOS AÑOS VIVIENDO ENTRE AGUAS NEGRAS

El señor Henrry Rodríguez tiene más de cuatro semanas que no puede ingresar a su vivienda porque existe una laguna de aguas negras en las afueras de su hogar y con el pasar de los días esta ha crecido, ingresando hasta el interior de la misma y causando daño a sus enseres. Aseguraron que ser humildes actualmente pareciera un castigo, ya que ninguna autoridad se preocupa por solventar esta situación. «Otro problema es que se está ligando el agua blanca con el agua podrida de las cloacas y el agua potable no sirve ni para bañarse; sale podrida, con limo, con basura, eso es desastroso todo, el agua blanca no sirve ni para cocinar», afirmó Cedeño.

Por su parte, Yeliber Rosa, también habitante de Macho Muerto, manifestó que producto de esa contaminación en el agua potable tienen que comprar botellones para cocinar y consumirla. «Nosotros estamos dejando de comprar una harina para salir a comprar un botellón de agua, porque el agua que está saliendo por las tuberías es un agua demasiada hedionda, no sirve ni para bañarse. Aquí los niños tienen hasta sarna en la piel, entonces ya dejamos de hacerles comida para comprar un botellón de agua. El hecho de ser pobres no significa que las autoridades no atiendan nuestras necesidades», reseñó.

Brote de paludismo y otras enfermedades sufren habitantes de estas comunidades | Foto: Lisbeth Miquilena


LEE TAMBIÉN: 
ENTRE AGUAS NEGRAS TRABAJAN EN EL ÁREA DE PESCADO DEL MERCADO DE CARÚPANO

- Advertisement -

Todo esto se vive muy cerca de la escuela Raúl Leoni, donde son más de 100 las familias afectadas. Dijeron que no quieren pañitos calientes sino una solución concreta. «Hacemos nuevamente un llamado a Francisco González, alcalde del municipio Mariño, a Hidrocaribe, a Sanear, a todos los organismos competentes, por favor que se aboquen a este gran problema que tiene el sector Macho Muerto, la parte de alrededor de la escuela Raúl Leoni, Negra Hipólita, Coconú y Luisa Cáceres de Arismendi. Nosotros no queremos pañitos de agua caliente, nosotros queremos que realmente nos resuelvan el problema», dijo el vecino Wilfredo Rustimono.

Los habitantes de estos sectores hacen un llamado a los organismos competentes para que atiendan esta problemática epidemiológica, a que acudan a solucionar el desborde de las cloacas y a realizar una jornada médica para evaluar a los niños y adultos mayores. Advirtieron que de lo contrario tomarán acciones de calle contundentes.

El mal olor y los zancudos no dejan vivir a los habitantes de estas zonas de Porlamar | Foto: Lisbeth Miquilena
Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado