23.1 C
Caracas
domingo, 18 abril, 2021

Enfermeras de Maturín: “Gobierno envió medicamentos vencidos al hospital”

El gremio se unió a una protesta frente al Hospital Manuel Núñez Tovar, donde además denunciaron la ausencia de personal para atender las guardias nocturnas y las emergencias; solo una por piso atiende a los pacientes que están recluidos

-

Maturín.- Las enfermeras Magaly Mendoza y Luisa Guerrero denunciaron que el gobierno de Nicolás Maduro envió medicamentos vencidos en noviembre de 2019 al Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar. Aseguraron que se trata de un lote que llegó al país desde China, Rusia, India e Irán, que además causan reacción negativa en los pacientes.

Las declaraciones de Mendoza y Guerrero surgieron en medio de una protesta frente al hospital, en la que además hubo un piquete de la Policía del estado Monagas. La manifestación duró una hora y se mantuvo pacífica durante todo el tiempo, estuvo acompañada por médicos, integrantes del Frente Amplio, dirigentes políticos y miembros de la sociedad civil.

Mendoza, quien tiene 33 años de servicio en el Humnt, dijo que en su mayoría son antibióticos y soluciones fisiológicas. “Tenemos que revisar muy bien el tratamiento antes de suministrárselo al paciente, porque ya ha pasado que les da temblor y otras reacciones. En lo particular, no suministro los medicamentos que vienen de China, Rusia, Irán o la India porque sé que le causarán daño a la persona”, indicó.

LEE TAMBIÉN

Sindicalista denuncia hurto de medicamentos en hospital de Amazonas

La enfermera mencionó que este tipo de tratamientos son prescritos a los pacientes que ingresan a la emergencia, porque quienes están recluidos en los pisos deben costearse los fármacos y demás insumos. Además, denunció que desde hace 15 años no llega Unasyn, un antibiótico usado para tratar infecciones por bacterias, según refiere la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Por su parte, Guerrero se quejó de las críticas condiciones de los servicios en el centro de salud que impiden que los pacientes sean tratados de la mejor manera. Mencionó la ausencia de agua y de una dieta apropiada. “Aquí los pacientes comen arroz y arepa sin ningún tipo de proteína. Hace poco tuve un familiar recluido y tuvimos que traerle hasta la comida”, agregó.

Las enfermeras aprovecharon para denunciar que durante las guardias solo queda una por piso y otras dos más para las emergencias de adulto y pediátrica. Precisaron que de cada 20 pacientes que ingresan a la sala de urgencias a 15 se les retrasa la atención debido a la ausencia de personal. “Todas están de manos atadas y no salen a protestar por miedo”, expresó Guerrero, quien tiene 23 años de servicio en el hospital.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado