En extrema pobreza viven habitantes de Las Bateas de Maurica en Barcelona

Barceloneses tienen más de un mes sin recibir el agua potable que llegaba con frecuencia en camiones cisternas a la comunidad y más de un año sin contar con los rubros de alimentos distribuidos por los Clap

324
La mayoría de las personas que habitan en el sector barcelonés presentan signos de desnutrición | Foto: Giovanna Pellicani

Barcelona.- Cabellos desteñidos, pieles irritadas, pies descalzos y rostros marcados por el hambre es lo primero que logras observar al entrar al sector Bateas de Maurica, ubicado en el municipio Bolívar del estado Anzoátegui.

Allí habitan 48 familias y la mayoría de ellos en situación de extrema pobreza, donde la orden del día para poder alimentarse depende del día de pesca y las colaboraciones que puedan conseguir los adultos en las comunidades vecinas o en plena vía pública.

Una de sus moradoras es Duglys Tiamo, quien es madre de 13 niños de edades comprendidas entre 14 y un año de edad, grupo de infantes que nunca ha asistido a un aula de clases porque sus padres carecen de recursos para comprar útiles y uniformes.

“Lo poco que conseguimos es para medio comer. Los vecinos nos ayudan en ocasiones a darle de comer a nuestros niños y mi esposo perdió una pierna en un accidente lo que agrava la situación para la familia. Cada día es más difícil garantizar a mis muchachos una mejor calidad de vida”.

Foto: Giovanna Pellicani

Fueron las palabras de la mujer mientras mostraba los dos colchones matrimoniales que tienen en el suelo y que es donde duermen ella, su esposo y sus 13 hijos todos los días. No tienen cocina ni nevera y la comida la preparan a leña para evitar molestar a sus vecinos, quienes viven en situación similar.

Ramón Castaño es otro de los residentes de la localidad y cuenta que hace más de un año al sector no llegan los rubros distribuidos por los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), con los cuales muchos contaban para alimentar a sus pequeños.

LEE TAMBIÉN

VERÓNICA REINEZO: » DETRÁS DE LOS RANCHOS DE CIUDAD TABLITA ESTÁ DIOS»

“Aquí más de uno se acuesta sin comer todos los días. Los miembros de los consejos comunales trabajan solo para ellos y los políticos solo vienen a tomarse fotos para que la gente vea que están visitando a los pobres y más nada, de resto vivimos en la miseria y el hambre”, destacó el pescador.

Las denuncias fueron recabadas durante la proyección de las informaciones más importantes publicadas en el portal web El Pitazo dirigidas por representantes de la ONG Aprender Haciendo, quienes además escucharon las denuncias de quienes habitan en la olvidada comunidad capitalina.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación / 5. Votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO