En el sector Tumba de Bello de Barcelona reclaman asfaltado y cajas Clap

Más de 600 familias habitan en precarias condiciones entre los sectores Boyacá III y La Fundación Mendoza de Barcelona, pero hasta ahora no han sido atendidas por las autoridades de turno

184
Más de 600 familias viven en precarias condiciones y claman por atención inmediata | Foto: Giovanna Pellicani

Barcelona.- En Tumba de Bello dicen estar olvidados por las autoridades de turno. En la zona donde residen más de 600 familias en precarias condiciones denuncian que fue clausurado el comedor popular de la barriada pese a la existencia de más de 30 casos de desnutrición.

La cruda realidad se deja ver en el rostro de los más pequeños de la zona, a quienes se les puede ver a diario descalzos, con sus cabellos desteñido, brazos y piernas delgados y un abdomen abultado. Sus padres aseguran que sólo tienen para alimentarlos una vez debido a la poca capacidad adquisitiva que tienen en la actualidad.

Madres desesperadas aseguran que las cajas distribuidas por los Comité Locales de Abastecimiento y Producción dejaron de ser distribuidas en el sector y muchos han tenido que dirigirse a zonas pesqueras para colaborar con los dueños de los botes quienes le cancelan con pescado fresco para llevar a sus hogares.

LEE TAMBIÉN

AUSENTISMO ESCOLAR MARCÓ LA JORNADA DE PARO DE MAESTROS EN EL CENTRO DEL PAÍS

Exigen a las autoridades asfaltar la calle principal de la jurisdicción, pues cada vez que llueve quedan incomunicados y no pueden salir de sus hogares debido a que las aguas negras se fusionan con el líquido residual y la vía colapsa por el nivel de líquido que se acumula.

Quienes habitan en el popular sector aseguran que hace más de ocho meses no reciben los rubros alimenticios distribuidos por los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), además de contar que fue cerrado el comedor popular en el que atendían los casos de desnutrición de la barriada.

Representantes de la ONG Aprender Haciendo visitaron la zona para llevar 220 vasos de chicha a los residentes que se encontraban en el lugar y durante la actividad les informaron que la calle principal de la zona está a oscuras lo que ha generado el incremento de los actos vandálicos y pese a estar a pocos metros de una casilla perteneciente a Polianzoátegui han contabilizado más de tres atracos en un solo día.

También exigieron relleno y asfaltado para la calle principal, la cual los deja incomunicados cada vez que llueve debido a que la arteria vial está por debajo del nivel requerido. En la zona además no cuentan con drenajes de aguas negras lo que ha generado acumulación del líquido residual frente a sus residencias.

DÉJANOS TU COMENTARIO