29 C
Caracas
domingo, 18 abril, 2021

En 23 ambulatorios de Maturín no hay ni tensiómetros

El Sindicato Único Nacional de Trabajadores, Médicos y Médicas (Sutramed) denunció, además, la falta de seguridad en la red primaria de atención, lo que pone en riesgo la vida del personal de guardia, especialmente durante las noches

-

Maturín.- El secretario general del Sindicato Único Nacional de Trabajadores, Médicos y Médicas (Sutramed) en Monagas, Francisco Fermín, denunció que en Maturín hay 23 ambulatorios que no tienen tensiómetros. Se trata del 31% de la red de atención primaria en la ciudad que hasta 2008, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), era de 74 centros.

Fermín precisó que los dispensarios están ubicados en las parroquias San Simón, Las Cocuizas, Boquerón, Los Godos, La Cruz y San Vicente, que son las más grandes. En la lista se incluyen los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) ubicados en el casco central, como es el caso del Ramón Canelón Pérez, situado en el sector Viento Colao, y el de 23 de Enero.

En esos centros de salud también faltan bombonas de oxígeno, mascarillas, pinzas, jeringas y ambulancias para realizar el traslado de los pacientes que por su condición de salud ameritan atención en el Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar. Fermín, indicó que esta es una situación que se presenta desde hace seis años.

LEE TAMBIÉN

Exconcejal denuncia que 90% de los ambulatorios en Guayana están sin insumos

“Hay centros asistenciales que tienen año y medio sin entregar acetaminofen a los pacientes, como es el caso de la parroquia San Simón. Nosotros queremos saber qué pasa con esas estadísticas que semanalmente entregan los coordinadores de esos centros. Dónde está la respuesta de esos gerentes de salud a los que se le rinden cuentas y que deberían entregar medicinas”, sostuvo.

Fermín considera que las irregularidades que ocurren en el sistema de salud público de Monagas, como la reventa de insumos dentro del hospital o en el mercado informal, tiene que ser investigada por el Ministerio de Salud a través de una comisión que se encargue de ello y que incluso vigile la entrega de las medicinas una vez llega desde Caracas.

En el ambulatorio de Santa Inés la situación es crítica, los habitantes aseguran que no hubo dotación tras el robo ocurrido a mediados de 2019. “Aquí no hay ni siquiera agua para bajarle la fiebre a un niño”, expresó Margarita López, vecina de la comunidad, ubicada en la zona sur de la ciudad. López mencionó que el centro asistencial tampoco cuenta con seguridad para el personal que queda de guardia; sobre esto, Fermín indicó que es la realidad de la red ambulatoria.

- Advertisement -

Iginia Vargas, habitante de Santa Inés, aseguró que la situación de los ambulatorios más grandes de Maturín, como el José María Vargas (Los Godos) y el José Antonio Serres (Las Cocuizas) es similar. Hace dos semanas acompañó a su hermana en un recorrido buscando una vacuna y se dio cuenta que las enfermeras les pedían a los pacientes que acudieran al hospital porque no podían atenderlos. “En el hospital la cosa es peor porque no hay insumos”, expresó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado