El hampa azota al campo residencial Pdvsa San Tomé

meta_valxi

San Tomé- Inseguros. Así se sienten los habitantes del campo residencial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) San Tomé, municipio Freites al sur de Anzoátegui, donde el hampa protagoniza a diario.

Los residentes afirman que los robos y hurtos son constantes y nadie hace nada para evitarlos.

Muestra de esa afirmación es lo ocurrido este fin de semana, el viernes 26 de julio, cuando dos camionetas pertenecientes a Pdvsa amanecieron sin cauchos.

La tranquilidad y seguridad que predominaban en ese campo, con más de 70 años de fundación, se esfumó y ese privilegio del que gozaban los trabajadores y sus familias -que recibieron el beneficio de vivienda- se convirtió en un recuerdo.

El 26 de julio, en la calle 13 del sector Caucaguita (Campo Norte), a dos camionetas Chevrolet estacionadas en los garajes de las viviendas les robaron dos cauchos a cada una. Y se llevaron una consola de aire acondicionado. Lo insólito del caso es que a pocos metros está el comando del Ejército.

El hecho comenzó a rodar por un grupo de WhatsApp que tiene la comunidad y que luego se hizo público en los medios de comunicación digital, con la intención que las autoridades se interesaran en tomar correctivos.

Eduardo Villarroel, vecino de San Tomé, destacó que ya están cansados de los robos. Aseveró que el campo petrolero está convertido en un barrio peligroso por lo que en su caso trata de estar resguardado temprano para evitar ser sorprendido por el hampa. «Aunque ni dentro de la casa estás seguro porque igual se corre el riesgo que se metan o te roben el carro».

Los ladrones salieron por la cerca perimetral de las viviendas nuevas | Foto: cortesía

Villarroel, que nació y creció en ese campo, lamenta las condiciones en que se encuentra. Incluso a sus 36 años de edad, recordó que hace 20 años atrás se caminaba a cualquier hora por las calles sin ningún temor. En la actualidad eso es algo que no pueden hacer.

El abogado Raimundo Ronny también nació y creció en San Tomé y es una de las víctimas de la inseguridad desbordada que azota a la comunidad.

El 13 de abril fue asaltado por un grupo armado cuando estaba en un apartamento de solteros ubicado en Campo Norte, llamado ahora comunidad Los Próceres, donde se celebraba una fiesta.

«Nos amarraron, nos metieron en el baño y se llevaron las pertenencias de todos los que estábamos allí. Denunciamos y todo quedó así, no hay seguridad de ningún tipo y eso que estamos rodeados de efectivos militares», agregó.


LEE TAMBIÉN: 
CARÚPANO OCUPA EL PRIMER LUGAR CON CASOS DE TRATA DE PERSONAS EN SUCRE



Los residentes coinciden que en Campo Norte, que anteriormente era ocupado solo por los trabajadores con altos cargos dentro de la industria petrolera y donde funcionan las oficinas principales de la ahora División Ayacucho, es donde hay más robos.

Los vehículos amanecen sin cauchos o baterías y si los vecinos dejan algún objeto de valor en el garaje se lo llevan. Lo mismo sucede con las consolas de los aires acondicionados.

Dentro de San Tomé opera el Destacamento 523 de la Guardia Nacional, la Escuela de Formación de Tropa Profesional C/S Hugo Chávez Frías y un comando de la Brigada Caribe del Ejército como parte de la Unidad Especial de seguridad de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Además está un puesto de la Policía Municipal de Freites, pero no cuentan con patrullas ni motos. Solo los militares tienen vehículos pero aunque dan rondas en las calles de Campo Sur no son constantes.

DÉJANOS TU COMENTARIO