20.6 C
Caracas
sábado, 8 agosto, 2020

El bosque de Uverito se está muriendo

Al menos 200.000 hectáreas se perdieron a consecuencia de los incendios forestales por lo que, actualmente, solo quedan 400.000 de las 600.000 hectáreas de pino caribe sembradas por el hombre y que abarcan las zonas suroeste de Monagas y sur de Anzoátegui

-

Maturín.- El bosque de Uverito agoniza lentamente; se está muriendo. Este año 2019, los incendios forestales han acabado con 200.000 de las 600.000 hectáreas de pino caribe que se encuentran ubicadas entre las zonas suroeste de Monagas y sur de Anzoátegui. Es considerado como el bosque artificial de pino caribe más grande que ha sembrado el hombre en el mundo.

LEE TAMBIÉN

Policía identifica a tres sospechosos de causar incendios en la Amazonía

En la extensión afectada se incluyen 60.000 hectáreas que tenían árboles con más de 20 años de haber sido plantados, asegura el dirigente sindical de Maderas del Orinoco, William López, quien precisó que la empresa tiene tres años sin reforestar las áreas, incluso aquellas que han sido taladas para la exportación de la madera.

Se estima que en las 400.000 hectáreas restantes hay una disponibilidad de 21,8 millones de metros cúbicos de madera sólida con corteza en pie, suficientes para abastecer durante 10 años el mercado nacional e internacional, pero al momento solo este último es el que se beneficia, pues según López, Maderas del Orinoco se encargó de no colocar materia prima en al menos 40 empresas locales.

“Los incendios no se pueden controlar, sofocar o apagar por falta de equipos, incluso de uniformes. Los bomberos no están equipados, no están en la capacidad de extinguir los incendios”, afirma López, quien sostiene que la explotación indiscriminada del bosque es otra forma de matarlo. “No existen viveros, los que habían en los campamentos fueron desmantelados”, agrega.

López detalló que actualmente la empresa corta árboles sin saber si este cumple o no con los requerimientos; es decir que no se guían por el inventario para hacerlo. “Antes de cortar el pino, debe haber un inventario previo, que permita determinar si esos árboles cumplen con los parámetros para ser cortados y eso no lo están haciendo”, explicó.

El sindicalista agregó que a “finales de los ochenta y a principios de los noventa, la empresa CVG Proforca, hoy Maderas del Orinoco, venía batiendo record de siembra de plantaciones forestales y este año no se sembró ni uno solo. La empresa Mavetur (encargada de la explotación de pino) solo se encargó de la deforestación indiscriminada y cuando digo indiscriminada hago referencia a que cortan el que sirve y el que no”, sostuvo.

- Advertisement -

López sostuvo que esta es una de las tantas irregularidades que se vienen cometiendo en la empresa. Entre las ya denunciadas se encuentra el despido masivo de 740 trabajadores, una cifra que representa 52% de la nómina, calculada en 1.400 empleados. La acción fue concretada, según el sindicalista, con la venia de la Inspectoría del Trabajo en Monagas, acusada de firmar la acción sin que los afectados califiquen para ello.

4/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?