27.1 C
Caracas
miércoles, 18 mayo, 2022

Docentes orientales están cansados de aguantar hambre

Los maestros de Anzoátegui, Monagas y Sucre acataron el primer día de paro a pesar de las amenazas de despidos que les hicieron las autoridades educativas, los dirigentes políticos, los colectivos y los integrantes de las Unidades de Batalla Bolívar Chávez (Ubch)

-

Monagas.- En el oriente venezolano, los maestros decidieron plegarse al paro de 72 horas porque están cansados de aguantar hambre todos los días; el salario que devengan no es suficiente ni siquiera para cubrir el gasto de transporte o comprar algún insumo para dar clases, el gremio asegura que están desasistidos.

Las actividades académicas fueron suspendidas en Anzoátegui, Monagas y Sucre a pesar de las amenazas de despido que han recibido los educadores por parte de las autoridades ministeriales, de los dirigentes políticos, de los colectivos o de los integrantes de las Unidades de Batalla Bolívar Chávez (Ubch).

Es el caso de Maturín, donde el propio coordinador regional del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), el constituyente Ernesto Rojas, advirtió a los maestros que serían reemplazados si no asistían a los colegios para atender a los escolares. Sobre esto, el secretario de la Federación Nacional de Trabajadores de la Educación en Venezuela (Fenatev), Carlos Carmona, dijo que se trata de una amenaza que carece de basamento legal, pues la protesta está amparada en la Constitución de la República.

Insistió en que los docentes venezolanos están luchando por el cumplimiento de la segunda convención colectiva, que ha sido violentada por el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz; además, buscan el rescate del sistema y la infraestructuras educativas, que están abandonas y no ofrecen espacios adecuados para que los niños y adolescentes vean clases.

Denunció que en al menos cinco escuelas de Maturín hubo presencia de colectivos y de miembros de las Ubch amedrentando a los educadores que asistieron a los planteles, pero que no impartirían cátedra para declararse en huelga de brazos caídos. Reportó que la suspensión de actividades se cumplió en 75%, pues los amedrentamientos intimidaron a parte de los docentes.

LEE TAMBIÉN

DOCENTES DE LOS ANDES SE SUMARON AL PARO A PESAR DE AMENAZAS

Claman calidad de vida

La directiva de Sinvema en Anzoátegui pide garantizar beneficios laborales para maestros a nivel nacional | Foto: Giovanna Pellicani

“Los maestros están asistiendo a las aulas de clases con hambre y con visibles signos de desnutrición”, dijo la presidenta del Sindicato Venezolano de Maestros en Anzoátegui (Sinvema), Maira Marín, para dibujar la realidad que viven los educadores en ese estado; al mismo tiempo, especificó que los profesionales están sobreviviendo con trabajos informales que han venido ejerciendo debido a las necesidades que están enfrentado.

«La semana pasada una maestra se desmayó durante una actividad realizada en la plaza Bolívar de Valle Guanape porque no se había alimentado bien. Estos son los profesionales que está asfixiando el actual gobierno«, denunció.

Marín también se refirió a una realidad palpable: un maestro gana más haciendo trabajos de oficio en los hogares que en las instituciones y eso representa “un riesgo en la calidad educativa de los estudiantes. Los educadores de la tercera edad no tienen cómo costear sus medicamentos y quienes aún se mantienen en pie es porque saben que necesitamos mano calificada para formar a quienes serán el futuro de nuestro país”, destacó.

La dirigente sindical especificó que son más de tres mil los jubilados en la entidad quienes han resultado más afectados debido a los pocos ingresos que perciben para costear sus gastos y agregó que más del 70% de los educadores acataron el llamado a paro; se mantendrán de brazos caídos en las instituciones educativas hasta el próximo viernes que continúen las actividades con normalidad.

LEE TAMBIÉN

PARO DE MAESTROS EN ZULIA SE CUMPLIÓ EN 80% EN MEDIO DEL AMEDRENTAMIENTO

Sucre cumplió con el paro

Los educadores en Carúpano sostienen que mes de aguinaldo no alcanzó para comprar comida una semana | Foto: Yesenia García

En el estado Sucre, 90% de los educadores acató el primer día de paro nacional concentrándose en el sector La Copita de Cumaná y el pórtico de la iglesia Santa Catalina de Carúpano. Los gremios coincidieron en que mantendrán la suspensión de actividades por 72 horas en señal de descontento ante la falta de respuesta del ministro Aristóbulo Istúriz sobre la aplicación de la segunda convención colectiva.

Los representantes de los sindicatos denunciaron que los docentes siguen siendo amedrentados y amenazados con despedidos por parte de directores, supervisores y la Jefa de la Zona Educativa. En Carúpano la situación se repitió en los liceos Pedro José Salazar, Simón Rodríguez, Tavera Acosta y Escuela Bolivariana Playa Grande.

“Queremos denunciar a la directora de la Zona Educativa en Sucre, Karelys Sánchez, por amenazar con despedir a los docentes y trabajadores que se sumen a la protesta, esto es un paro legítimo”, reiteró el presidente del Sindicato Único de Maestros del estado Sucre (Suma), Jesús Malavé. El gremio denunció, además, que el aguinaldo que canceló el ministerio no alcanzó ni siquiera para comprar la comida de una semana.

El presidente del Colegio de Profesores de Carúpano, Mario Bellorín, dijo que los 600.000 bolívares que les cancelaron dejó con hambre a las familias de aquellos educadores cuyo núcleo es numeroso. “Aún nos adeudan tres meses, no sabemos cuándo serán cancelados y para qué nos alcanzará porque la moneda está en constante devaluación. Los docentes estamos pidiendo que se cumpla nuestra contratación colectiva, sino iremos al paro indefinido”, sentenció.

Con información y redacción de Giovanna Pellicani, Marinelid Marcano, Yesenia García y Joanne González

LEE TAMBIÉN

FRANCISCO TORREALBA DICE A LOS PROFESORES QUE HAY QUE ARROPARSE HASTA DONDE ALCANCE LA COBIJA

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a