Dirigente opositor de Guanipa interpuso una querella contra concejal del Psuv

86

El Tigre.- Para interponer una querella ante lo ocurrido en su programa radial Al mediodía con Cheo, en la emisora Elit 104.3 FM en Guanipa, sur de Anzoátegui, el moderador y dirigente político de oposición José Nassar acudió este miércoles a la Fiscalía Séptima del Ministerio Público en El Tigre.

Nassar destacó se ha visto obligado a adoptar medidas de seguridad luego de que en medio del programa el concejal del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) Rubén Herrera irrumpió de forma agresiva y lo empujó para golpear a su entrevistado, el ex diputado regional Giovanni Urbaneja, por los comentarios que emitía en ese momento sobre la situación en el municipio y en los que hizo alusión al edil.

El dirigente se presentó en la fiscalía en compañía del abogado Gilberto Romero y la abogada Amantina Martínez. Aseguró que este caso involucra al alcalde de Guanipa, General Francisco Belisario Landis en la figura del concejal Rubén Herrera, «quien no era la primera vez que se presentaba en la emisora para intimidar. Quiero aclarar que el programa Al mediodía con Cheo está compenetrado con la realidad del municipio Guanipa y con los servicios públicos, donde, por cierto, el concejal es responsable y no ha podido dar respuesta», sentenció.

Nassar envío un mensaje al alcalde en el que aseveró que ese tipo de acciones no va a detener su actuar ni el de su equipo.

El abogado Gilberto Romero agregó que la solicitud era de medidas de protección para su cliente José Nassar, y prevenir acciones a futuro en su contra.

Por su parte, Giovanni Urbaneja declaró a El Pitazo que se hallaba aún recuperándose de las lesiones causadas por el edil y destacó que por presentar mucho dolor no acudió a la fiscalía. Sin embargo, dijo que este jueves formalizaría la denuncia.

La contraparte

El concejal Rubén Herrera asumió su responsabilidad y aclaró que llegó solo a la emisora, «cansado de tantas mentiras y difamaciones por parte de Urbaneja desde hace más de un año y medio, tiempo que ha dedicado a meterse con mi familia y con el trabajo que se hace en el municipio».

Herrera desmintió que le haya dado patadas a Urbaneja, pero sí admitió que lo golpeó en la cara con las dos manos y que producto de eso se fracturó el dedo medio de la mano derecha.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.