25 C
Caracas
lunes, 8 marzo, 2021

Deserción de maestros amenaza la educación en Monagas

El magisterio está claro de que las 80 reuniones que han sostenido con el Ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, han sido infructuosas y que por ello tendrán que arreciar la lucha por mejores salarios y un educación de calidad para los niños y adolescentes venezolanos

-

Maturín.- El magisterio en Monagas ve con preocupación el aumento de la deserción de docentes en las aulas de clases: 50% de la nómina estimada en 2.500 educadores, hasta septiembre de 2019, no asiste a las escuelas. La afirmación corresponde al presidente del Colegio de Profesores, Ildemaro Padrón, quien además argumentó que la principal causa es el bajo salario.

Los 1.250 educadores activos trabajan con hambre y con limitaciones en los salones, pues deben costear hasta la tiza. Aunque no maneja cifras, Padrón dijo que las plazas han sido cubiertas a través del Plan Chamba Juvenil. “Por más que hemos intentado, no hemos podido obtener la cantidad de personas no capacitadas que hoy en día están dando clases”, aseguró.

Padrón indicó que las condiciones laborales han sido planteadas en las 80 reuniones que han sostenido con el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, desde finales de julio de 2018 sin obtener respuestas positivas, pues considera que al gobierno no le interesa una educación de calidad. Pese a esto, llamó a los maestros a una concentración el próximo 3 de marzo en la plaza Piar.

LEE TAMBIÉN

Sindicatos denuncian agudización de la deserción de docentes en Delta Amacuro

El gremialista reconoció que no han logrado que el gobierno reconozca las tablas salariales y que restituya los beneficios que les fueron retirados, por eso, agregó, no descartan una huelga general para forzar una salida al conflicto laboral. “Estamos claros de que vendrán más ataques, pero esta es la única forma que conocemos para que nos hagan caso”, sostuvo.

La secretaria de Cultura del Colegio de Profesores, Maritza Sevilla, indicó que la deserción de maestros puede palparse en la Unidad Educativa Luis Padrino, al este de Maturín, donde de 125 educadores solo quedan 25. “Algunos se han marchado del país impulsados por la crisis económica y otros han sustituido su labor por otra más lucrativa, como la venta de productos alimenticios”, justificó.

La Unidad Educativa Luis Padrino es uno de los liceos más emblemáticos de la capital de Monagas junto al Francisco Isnardi, donde los profesores venden chupetas a los alumnos desde que inició el año escolar. “Ganan más dinero vendiendo golosinas que lo que cobran todos los meses”, acotó en referencia a los 500.000 bolívares mensuales que gana un educador.

- Advertisement -

Por su parte, el presidente de la Asociación de Profesores Jubilados de Monagas, Carlos Núñez, dijo que este sector es el más afectado porque un maestro retirado no tiene las mismas posibilidades de aumentar sus ingresos que el que sigue activo. “Lo que cobramos al mes no nos alcanza ni para comer ni para comprar las medicinas, porque si pagamos trescientos mil bolívares por un blister de diez pastillas de antihipertensivo no podemos hacer mucho para comer”, mencionó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado