22.3 C
Caracas
martes, 20 abril, 2021

Delincuentes asesinaron a ganador de Récord Guinness en Monagas

La víctima tenía 74 años y participó en el concurso por la barra de chocolate más grande del mundo, por lo cual obtuvo un Récord Guinness. Uno de los implicados en el crimen murió a tiros en un procedimiento ejecutado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en Caripito, municipio Bolívar

-

Maturín.- Pedro Villarroel tenía 74 años y en 2017 obtuvo un Récord Guinness al participar en la preparación del mosaico de la barra de chocolate más grande del mundo junto a la Fundación Nuestra Tierra. Fue asesinado el lunes 22 de junio por un grupo de delincuentes que entró a su finca para robarlo. El hecho ocurrió en Caripito, municipio Bolívar del estado Monagas.

Villarroel intentó defender a su familia cuando se dio cuenta de que sujetos armados entraron a su propiedad para quitarles la cosecha de cacao. Se armó, pero uno de los delincuentes tomó por rehén a uno de sus familiares y lo obligó a bajar su arma. El hombre accedió, y cuando lanzó el artefacto al piso, el atacante le disparó.

LEE TAMBIÉN

Hombre asesinó a su mujer y luego fue encontrado muerto en Carúpano

El agricultor, quien también fue reconocido con el premio Cacao de Oro, ingresó herido al hospital Manuel Núñez Tovar, donde falleció debido al tiro que recibió en el costado izquierdo. Su crimen causó revuelo en Caripito, donde sus amigos, vecinos y demás seres queridos exigieron justicia a los cuerpos de seguridad.

Por el hecho hay un muerto. Miguel Ángel Bandres Belmonte (23 años) fue asesinado durante un procedimiento efectuado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), que buscaban al implicado en el asesinato de Villarroel. El hecho se registró en el sector El Rincón de Caripito, y a Bandres Belmonte se le conocía en el pueblo con el alias de el Querrequerre, solicitado por robo de vehículos.

El hombre es señalado de dispararle a la comisión que tenía cercada la calle Flor del Mar de El Rincón de Caripito para evitar que se evadiera, según se conoció mediante una minuta policial. En el sitio, los funcionarios recolectaron una escopeta calibre 16 milímetros y varios casquillos percutidos de distintos calibres.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado