Conductores paralizan transporte público en Tucupita por falta de gasolina

25

Tucupita.- Los conductores del transporte público se declararon “de brazos caídos” y estacionaron sus unidades como medida de presión y protestan por la situación de escasez de gasolina que afecta a todo el parque automotor de la ciudad.

Los usuarios se vieron en la obligación de caminar ante la falta del servicio en el transporte urbano e interurbano. Uno de los conductores señaló para el equipo de El Pitazo que “el plantón es por la falta de gasolina; pasamos el día en las colas. En muchas ocasiones ni siquiera llenamos”, sostuvo el trabajador del volante.


LEE TAMBIÉN: 

EN COLAS PARA ECHAR GASOLINA OCUPAN LAS COLAS LOS MARABINOS

Jesús Filis, de la línea Primero de Mayo, afirmó que el deterioro de las unidades y la falta de repuestos afectan seriamente al sector automotriz. “Los cauchos, las baterías y el deterioro de las unidades obligan a parar las unidades en forma indefinida”, sostuvo.

Mientras tanto, la principal parada de Tucupita permanecía bajo un ambiente de zozobra ante el colapso de cientos de pasajeros que abarrotaban la parada en espera de unidades para el traslado hasta sus comunidades de origen.

Desde este martes 16 de abril, los usuarios se vieron forzados a caminar varios kilómetros con tal de llegar hasta su destino. Los camiones 350 fueron habilitados para el traslado de los pasajeros, que se encontraban varados en las distintas paradas.

Ante el colapso de los pasajeros, fueron habilitadas las unidades de Transdelta para cubrir la demanda que generó la paralización del transporte público de las diferentes líneas que aglutinan a los trabajadores del volante en Tucupita.

En las estaciones de servicio se observaron colas de vehículos que buscaban abastecerse de combustible ante un inminente colapso en el servicio de gasolina en la ciudad.

Usuarios denuncian bachaqueo de gasolina por los conductores

Mientras tanto, las reacciones de los usuarios señalan “presuntos negocios” de los conductores con la gasolina que surten a sus unidades: “Todos los días llega el combustible y la cola no cesa. Anteriormente llegaban las gandolas cada tres días, había más carros y nunca hubo desabastecimiento ni colas”, afirmó un usuario que se identificó como Martínez.

Los usuarios hacen uso de camiones 350, camiones volteo y muchos caminan varios kilómetros | Foto: Melquiades Ávila

«Todas las unidades tienen doble tanque y las unidades se la pasan todos los días llenando. ¿Dónde va esa gasolina?” afirma un pasajero que pidió reservar su identificación.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.