Choferes cumplen siete días de paro en Maturín

Al día, 750 personas se quedan sin movilizarse porque los conductores se niegan a trabajar si no les aprueban el aumento del pasaje. Los usuarios están de acuerdo con un ajuste de tarifas, pero que no afecte tanto su bolsillo

91
Maturín
Los conductores se niegan a salir del terminal de Maturín porque no les han aprobado el aumento de las tarifas | Foto: Jesymar Añez

Maturín.- Los conductores de rutas nacionales cumplen siete días de paro en Maturín este martes, 21 de enero; se niegan a trabajar porque la directiva del terminal de pasajeros no les permite ajustar las tarifas en base a las que están vigentes en Anzoátegui, Bolívar, Delta Amacuro y Sucre, hacia donde prestan servicio.

La directiva alega que deben esperar a que sea el Ministerio de Transporte quien incremente los precios. En promedio, al día dejan de salir 750 personas, el equivalente a 4.500 usuarios en los siete días que lleva el paro de transportistas en la capital de Monagas. Los conductores denuncian que a ellos se les niega el incremento cuando hacia Santa Elena de Uairén los ajustes son frecuentes y hasta en dólares.

“En Maturín el pasaje tiene un precio por debajo a lo que se cobra en los estados a los que viajamos. Lo que estamos pidiendo es que el precio que se cobra por un pasaje hacia Puerto La Cruz sea el mismo que se cobra de Puerto La Cruz hacia Maturín y así con todos los destinos”, explicó el coordinador del Bloque de Transporte Oriental, Roger Díaz.

Por ejemplo, hacia San Félix, estado Bolívar, el pasaje autorizado es de 100.000 bolívares y los transportistas aspiran a que sea de 370.000, porque es el mismo kilometraje ida y vuelta. En el caso de Puerto La Cruz, en Anzoátegui, la tarifa en el terminal de Maturín es de 140.000 y piden que sea de 370.000 bolívares.

“También planteamos que el costo sea de 1.500 bolívares por cada kilometraje recorrido, algo que nos parece justo”, indicó Maita. Esa propuesta haría que el precio del pasaje hacia Puerto La Cruz sea de 322.500 bolívares, porque desde la capital de Monagas hasta allá hay 215 kilómetros. Otro ejemplo sería el de Carúpano, hasta donde hay 177 kilómetros; la tarifa quedaría en 265.500 bolívares. El planteamiento es que el costo del kilometraje sea evaluado de acuerdo a la inflación en Venezuela.

LEE TAMBIÉN

Familiares denuncian ajusticiamiento de hermanos por policías en Falcón

Los conductores aseguran que los precios actuales están desfados y que las ganancias les impiden sostener a sus familias y, al mismo tiempo, hacer el mantenimiento de los vehículos. José Ruiz, conductor, explica que muchas veces hacen un viaje, porque de regreso se vienen sin pasajeros. “Cuando llegar al terminal de destino debes esperar a que se haga tu turno de salida y muchas veces se dan las tres de la tarde y te regresas vacío porque no te vas a arriesgar a conducir de noche”, refirió.

A los usuarios no les ha quedado de otra que tener paciencia o salir hacia las cooperativas, donde el costo de los pasajes son cobrados hasta en 10 dólares. Luisa Campos, pasajera, salió del terminal para embarcarse en una unidad del terminal que estaba cargando pasajeros del lado fuera. Explicó que era la forma de llegar a San Félix sin tener que pagar un costo más elevado.

Está de acuerdo con el aumento, pero considera que este debe ser acorde y sin trastocar más el bolsillo de los usuarios. “El problema es que muchas veces los ajustes son muy elevados y el afectado termina siendo el pasajero. Entiendo que ellos también comen y que tienen sus necesidades, pero tampoco deben caer en la usura”, manifestó.

Los conductores salieron la mañana de este martes, 21 de enero, en caravana hasta la sede de la dirección del Ministerio de Transporte en Maturín para exigir respuestas a sus peticiones toda vez que las autoridades no se reunieron con ellos el día anterior.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 5 / 5. Votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO