24.3 C
Caracas
martes, 24 mayo, 2022

Choferes culpan a autoridades de crear colas paralelas en gasolineras de Maturín

En la capital de Monagas se cumplieron 21 días desde que la Gobernación condicionó la venta de combustible por el número de placa y los conductores señalan que la situación no ha mejorado

-

Maturín.- El abastecimiento de gasolina en Maturín sigue limitado desde que la Gobernación de Monagas condicionó la atención por el número de placa hace 21 días. En medio de esta situación, los conductores culparon a policías y guardias nacionales de crear colas paralelas a pocos metros de las estaciones de servicio.

Luis García, chofer de una ruta que va hacia el estado Bolívar, es uno de los denunciantes. Explicó que los funcionarios dejan un espacio de entre 30 y 40 metros en la entrada de la gasolinera para así facilitar el paso de los que no están haciendo fila. “Nadie me lo contó, yo lo he visto como en cinco oportunidades en distintas estaciones de servicio”, aseguró.

García afirmó que esta irregularidad la ha visto en los surtidores que están en las avenidas Raúl Leoni, sentido sur; Alirio Ugarte Pelayo, Orinoco, Libertador y Bella Vista. Mencionó que aunque no hay una cuota específica, ha escuchado que algunos conductores ofrecen pagar a través de la opción pago móvil desde 100.000 bolívares en adelante.

Víctor López, conductor particular, mencionó que los intermediarios son los que supervisan las colas por parte de la Gobernación de Monagas o los que dirigen a los carros en las filas. “Es una cadena que no se acabará tan fácilmente, lo lamentable es que si te quejas o tomas alguna fotografía, para denunciar a través de las redes sociales, los funcionarios te amenazan con ponerte a la orden de Tránsito Terrestre por violar las normas”, refirió.

LEE TAMBIÉN

Vuelven las colas por gasolina en la zona norte de Anzoátegui

Magdalena Ruiz, ama de casa, pagó 150.000 bolívares en una oportunidad. Explicó que lo hizo para ir a solventar una emergencia familiar en Carúpano, estado Sucre, y no podía esperar para surtir combustible. “Sé que eso contribuye con la deformación del país y que no es legal, pero a esto nos ha obligado el gobierno”, expresó.

Ruiz aseguró que después de esa oportunidad no ha vuelto a pagar por surtir gasolina de forma ilegal, hace su fila los días que le corresponde según sea su necesidad. El pasado sábado, 1° de febrero, quedó a cinco carros del despachador y tuvo que regresar a su casa con menos de un cuarto de tanque porque el combustible se agotó en cinco horas.

En Maturín los conductores mencionaron que desde que fueron prohibidas las colas nocturnas, ahora estas se forman desde las cuatro de la mañana porque las estaciones de servicio abren desde las cinco y que, en promedio, la gasolina alcanza para trabajar entre cuatro y cinco horas; luego las filas se acaban porque nadie queda en los surtidores.

A la fecha, la Gobernación de Monagas no ha explicado a qué se deben las fallas en la distribución de combustible, lo último que informó fue sobre la prohibición de las colas nocturnas. En las gasolineras, los trabajadores dijeron que solo surten entre 13.400 y 23.000 litros de combustible al día de los 36.000 que venían recibiendo hasta noviembre de 2019.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a