Cambiarán el nombre al municipio Andrés Mata en Sucre mientras sigue en el olvido

El gobierno local propuso colocarle el nombre de Clodosbaldo Russián, mientras los habitantes viven entre olores nauseabundos por el colapso de la planta de tratamiento de aguas residuales, falta de agua, transporte, mercado municipal y entidades bancarias, entre otros problemas

321
Aguas negras corren cerca de las instituciones educativas en San José. (Foto: Yesenia García)

Carúpano.- Andrés Mata es uno de los 15 municipios  del estado Sucre. Con una población estimada entre las dos parroquias,  Tavera Acosta y San José, de 30.000 habitantes. Una zona caracterizada por la producción agrícola debido a las extensas zonas altas y frescas con la que cuenta. Además tiene  un pequeño pueblo que ha visto decaer su progreso.

Una estatua esculpida de San José en el comienzo de una larga y ancha calle da la bienvenida al municipio. Una zona rural que se ha estancado por el  incumplimiento de obras, falta de servicio e inseguridad.

En 2019, el gobierno regional y local, bajo la aprobación del Gobierno nacional, propone el cambio de nombre del municipio a Clodosbaldo Russián, pasando por encima de la Ley de Patrimonio Nacional, pero hasta la fecha no se ha cristalizado. Habitantes rechazan la propuesta porque consideran que se deben abordar otros temas que reclaman los habitantes.

El 12 de enero de 2017, el Consejo Comunal Corea, del municipio Andrés Mata, entregó correspondencia al despacho del entonces alcalde del municipio, Pedro Guzmán, donde exponen  la situación de riesgo epidemiológico por el deterioro y abandono  de la planta de tratamiento de San José. La misma carta fue dada a conocer a su sucesor militante también del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Iliath Veloz, y hasta la fecha los habitantes no han tenido respuesta.

Pedro Cedeño, vocero de la Unidad Administrativa y Financiera del Consejo Comunal Corea, manifiesta que “el sistema de tanques de la planta no está funcionando correctamente, generando que los desechos sólidos y líquidos no sean tratados y, en consecuencia, son liberados en el cauce del río San José desde el sector del cementerio  hacia el caserío Corea, creando lagunas que generan criaderos de zancudos, lo que pone en riesgo  a la población del contagio de dengue y otras enfermedades de carácter endémico”, agregó.

Justo en la parte de atrás del Liceo Bolivariano San José, la Escuela Bolivariana Bernardo Bermúdez y el Simoncito Negra Hipólita se encuentra la planta de tratamiento, que genera malos olores y problemas respiratorios y psicológicos en los niños, niñas y adolescentes.

“También se ve perjudicada la escuela de niños con discapacidad y  94  grupos familiares de la población de Corea. Por esta situación, en nuestra comunidad nos hemos declarado en desastre epidemiológico”, relata Cedeño.

El vocero comunitario detalla que en 2017 en el documento que realizaron y entregaron también a Protección Civil  solicitaron la elaboración de un informe de gestión de riesgo que corroborara la situación epidemiológica  que se vive en la comunidad. Además, pidieron a los encargados del Ambulatorio Urbano I San José  dar a conocer los casos  de dengues y otras enfermedades causadas por las aguas fétidas y desechos que corren por la comunidad.

LEE TAMBIÉN

Caída de colector provoca cráter en avenida universitaria de Carúpano

“Este informe aún no ha tenido respuesta y lo que vivimos actualmente pudo haber sido detenido con tiempo. Vemos con preocupación cómo el grado de contaminación va en aumento y con ello las enfermedades”, aclaró el declarante.

Carecen de servicios

Con 324 años de fundado, el municipio Andrés Mata carece de entidad bancaria, mercado municipal y miniterminal de pasajeros. Los sitios públicos se encuentran en abandono, la plaza donde está la estatua de Bolívar no tiene cabeza y la de Andrés Mata desapareció. Algunas zonas del municipio padecen la falta de agua hasta por un mes.

El deterioro de las zonas agrícolas y la falta de transporte se le suman a las carencias del municipio. Luis López, habitante de San José, expone que la escasez de agua en los sectores se agudiza cada vez más. “La calle Bolívar pasó un mes sin agua y la comunidad de San Roque también padece la falta del agua. También hay obras que quedaron inconclusas y que ahora están siendo desmanteladas como la maternidad de Andrés Mata, que inició en 2008, cuando el mandato del gobernador del estado Sucre, Ramón Martínez, y no se concluyó, ahora ha sido desmantelada casi en su totalidad, faltando las puertas y otros enseres”, subrayó.

López manifiesta que la falta de lugares deportivos ha agudizado la delincuencia. “La cancha deportiva de usos múltiples carece de iluminación y los jóvenes que practican deportes no pueden permanecer en las instalaciones después de las 5:00 de la tarde y las autoridades deben haberse percatado de la situación, porque ahí hacen la mayoría de los actos políticos. Tampoco se puede dejar de mencionar que el desmantelamiento de las instituciones públicas llegó hasta el comando policial de la zona, el cual carece de todo, al igual que el ambulatorio, donde no hay medicamentos para tratar a los pacientes”, resalta.

Expropiaciones

Con la llegada de la revolución y en el mandato de Hugo Chávez Frías en 2012, y bajo el gobierno regional de Luis Acuña, expropian la planta procesadora de café “La Paca” del municipio Andrés Mata, en el estado Sucre, trayendo deterioro a la economía. La empresa se encargaba de procesar todo el café de la zona agrícola del municipio Andrés Mata y Benítez.

Así lo expone Luis Sandoval, residente de San José, quien expresa que las instalaciones han sido desmanteladas en su totalidad. “Después de su expropiación, delincuentes la han deteriorado, cargando máquinas,  láminas de zinc de las instalaciones y puertas. Supuestamente, la planta fue pasada a Café Venezuela, pero nunca funcionó. Solicitamos a las autoridades conviertan sus áreas en un miniterminal y un mercado para Andrés Mata”, concluyó.

DÉJANOS TU COMENTARIO