Anzoátegui | Familia de prospecto de béisbol exige a academia pagar gastos clínicos

A un mes que le dieran de alta al jugador de 15 años de edad, a quien le dieron desparasitante de caballo en la academia de formación en la que estaba, sus padres solicitan a los propietarios de Tiger Sport Talent que cancelen los casi 17 mil dólares que se adeudan a la clínica

477
La madre del prospecto de béisbol exige a los dueños de la academia que asuman su responsabilidad | Foto: Marinelid Marcano

El Tigre.- Para la familia del prospecto de béisbol Ezeel David Espinoza de 15 años de edad, lo más importante es que él está con vida y recuperándose luego que le dieron a ingerir desparasitante de caballo al igual que a otros dos adolescentes en la academia Tiger Sport Talent, donde se formaban en El Tigre, sur de Anzoátegui.

Sin embargo, a pesar que su hijo se salvó después de permanecer nueve días en terapia intensiva en una clínica privada de la ciudad, tienen un deber moral que es cancelar los gastos que generó la estadía de Ezeel en ese centro de salud. 

Diana Arias, madre del prospecto de béisbol señaló la tarde de este jueves 28 que aunque la academia se comprometió a pagar la deuda que suma 17.925 dólares, no han cumplido.

«Ellos (academia) hicieron un abono de 12.800 dólares en diciembre gracias a la presión que ejercimos a través de los medios de comunicación, y se comprometieron verbalmente, nada firmado, que el 7 de enero cancelaban el resto, y hasta la fecha no han cumplido«, destacó.

LEE TAMBIÉN

Anzoátegui | Tribunal priva de libertad a dos miembros de academia de béisbol

Arias precisó que a diario reciben mensajes de la clínica solicitando la cancelación de la deuda ya que como padres del menor son los que legalmente aparecen como responsable ante la deuda, «a pesar que el daño que le hicieron a mi hijo lo causó academia y debe ser ellos los que paguen».

La madre de Ezeel dijo que después de la salida de su hijo de la clínica han tenido que correr con otros gastos para la recuperación del adolescente como exámenes, estudios especializados, medicamentos y las terapias que está recibiendo que superan los 1.000 dólares. 

En cuanto al caso, Arias destacó que la fiscalía no citó más al propietario de la academia Amir Salomón Marcano, quien abrió la institución nuevamente pero que la mantiene bajo perfil.

«Le pido a la fiscalía que no deje el caso de mi hijo así, vemos que la academia sigue funcionando y el dueño y el coordinador están tranquilos en la calle luego de supuestamente tener órdenes de captura», apuntó.

Por darle de ingerir desparasitante de caballo a Ezeel David y a otros dos adolescentes fueron detenidos el entrenador y un ingeniero agrónomo que trabajaban en la academia. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.