24.1 C
Caracas
viernes, 22 enero, 2021

Anzoátegui | Dos trabajadores del campo sufrieron mordeduras de serpientes

En menos de 12 horas dos muchachos de 17 y 23 años de edad, ingresaron a la emergencia del hospital de El Tigre, luego de ser mordido por unas cascabeles en los respectivos caseríos dónde se encontraban. Aún uno no recibe suero antiofídico

-

El Tigre- Dos jóvenes ingresaron a la emergencia del hospital Guevara Rojas de El Tigre, sur de Anzoátegui, en menos 12 horas tras ser mordidas por unas serpientes, la noche del martes 1 de diciembre. Ambos muchachos residentes de zonas rurales y dedicados al trabajo del campo pasaron penurias para poder recibir la atención médica y aún uno de ellos espera por el suero antiofídico.

El primero en llegar al hospital fue Vitolo Vidal de 17 años de edad, quien fue picado por una cascabel cuando regresaba del fundo El Temblador en la parroquia Atapirire del municipio Francisco de Miranda.

Su padre José Vidal contó que como su hijo caminaba a las 7:00 pm en medio de la oscuridad y el cholas la serpiente lo atacó en el tobillo izquierdo. Cómo pudo lo trasladó hasta El Tigre, dónde asegura que no le negaron la ayuda pero en el hospital no cuenta con el suero antiofídico.

«Ni bajo cielo ni bajo tierra se consigue ese suero. Algo que administran a nivel nacional y es público y nadie sabe dónde puede haber suero», señaló Vidal.

El padre del joven indicó que se trasladó hasta una clínica privada para ver si contaban con el suero y la respuesta fue negativa.

El otro joven afectado por la mordedura de una cascabel fue Enrique Tamanaico de 23 años de edad, residenciado en la comunidad indígena Kashaama en el municipio Freites, quien después de ser mordido por la serpiente pasó 12 horas para poder acudir al hospital, ya que por falta de transporte su familia no tenía como trasladarlo.

LEE TAMBIÉN

500 conductores llevan 10 días en cola por gasolina en El Tigre

- Advertisement -

En ese lapso de tiempo sus padres lo trataron con hierbas medicinales y lograron conseguir el suero antiofídico que la mañana de este miércoles le colocaron en el hospital cuando llegó.

El 26 de julio, una niña de 9 años de edad, murió en el hospital de El Tigre, por la falta de suero antiofídico luego de ser mordida por una cascabel, en el poblado Güepe, vía Oritupano en el municipio Freites.

La pequeña fue llevada al hospital de San Tomé, donde no contaban con el suero y luego a El Tigre dónde tampoco había. En ese tiempo de espera la niña falleció.

Ante estos casos todo indica que no hay suero antiofídico en ningún hospital de Anzoátegui, ni en ningún otro centro de salud.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado