24.6 C
Caracas
lunes, 19 octubre, 2020

Alimenta la Solidaridad atiende a 51 pequeños en sector Boyacá II de Barcelona

Senayda Ávila es la responsable de garantizar un balanceado almuerzo a los niños seleccionados, por bajo peso, en el popular sector capitalino del estado Anzoátegui

-

Barcelona.- Cinco meses han transcurrido desde que Senayda Ávila asumió el compromiso de velar por la alimentación de 51 habitantes del sector Boyacá II en Barcelona, ubicado en la zona norte del estado Anzoátegui, y desde entonces ha podido monitorear el desarrollo de quienes hace un par de meses mostraban signos de desnutrición.

“Atendemos a 47 niños y tres adultos mayores, además de dos jóvenes de condiciones especiales y es gratificante saber que de lunes a viernes tendrán una buena alimentación gracias a la ONG Alimenta la Solidaridad”, indicó.

A sus 66 años de edad, Senayda aseguró sentirse aún con fuerzas para levantarse todos los días en horas de la madrugada a preparar el almuerzo para los pequeños que atiende, y aunque cuenta con colaboradoras que se turnan por días, ha tenido que disponer de una buena parte de su tiempo para garantizar los almuerzos diarios.

“Nosotros fuimos el tercer comedor aprobado por alimenta la solidaridad en la zona norte del estado y nos hemos mantenido firmes, pues la sonrisa de los pequeños nos llenan de fuerza y valor para continuar con estar ardua tarea”, indicó.


LEE TAMBIÉN: 
COMEDOR DE 31 DE ALIMENTA LA SOLIDARIDAD LLEGÓ AL 24 DE MARZO, EN PETARE

Senaida tiene 47 años de haber llegado al popular sector Boyacá II en Barcelona, el cual recuerda alegre y con familias risueñas que tenían planes de crecimiento profesional, pero hoy en día sus vecinos sólo se dedican a trabajar para llevar lo poco que consiguen a sus hogares.

“Hay niños cuyos padres están pasando por una crisis económica lamentable y es lo que ocurre con la mayoría de los habitantes de la comunidad, quienes no escaparon del embate de la situación país, por eso agradezco tener la oportunidad de aportar a los más necesitados. Cada granito cuenta”, dijo Senayda.

Senayda Ávila dice sentirse satisfecha al ver el avance en los niños que asisten al comedor y han aumentado de peso | Foto: Giovanna Pellicani
- Advertisement -

Arístides Hernández es residente del popular sector y aprovechó la oportunidad para denunciar que el servicio de agua potable es inestable y que los habitantes del lugar deben surtirse de los vecinos que cuentan con tanques, pues por un camión cisterna les cobran hasta 50 dólares por cada viaje.

“Las autoridades se han olvidado de Boyacá. Aquí vivimos a la buena de Dios; las calles están a oscuras y los delincuentes hacen de las suyas a diario, sin que algún organismo de seguridad haga algo al respecto”, denunció.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado