28.5 C
Caracas
domingo, 22 mayo, 2022

66 personas están contagiadas de leishmaniasis al oeste de Anzoátegui

Los habitantes de Sabana de Uchire afirman que el último brote grande de leishmaniasis ocurrió en el año 89. Denuncian que la falta de fumigación es una de las causas. Entre los infectados hay niños y adultos mayores

-

Clarines.- Al oeste de Anzoátegui, la población de Sabana de Uchire vive con el temor de que un mosquito los contagie con una enfermedad que puede ser mortal: la leishmaniasis. Se trata de una enfermedad infecciosa, transmitida por un mosquito hembra infectado por un parásito diminuto.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) identifica a la leishmaniasis cutánea como una de las tres formas de infección. En la piel se ve como una roncha que tarda en sanar. Con ella, 66 personas están contagiadas en Sabana de Uchire, municipio Bruzual de Anzoátegui. Eliseo Uriepero es un habitante de esa parroquia y lo confirma.

Uriepero es el papá de un niño de 5 años de edad infectado. Vía telefónica, informó a El Pitazo este 3 de mayo que los enfermos pueden ser más por tres razones: en la zona abundan los mosquitos, la gente no ha podido ir al médico y hace 20 años no se fumiga.

Estima que las personas comenzaron a enfermarse en enero de este año 2022. “Mi hijo se enfermó hace un mes y ayer (lunes 2 de mayo) pude llevarlo al médico. La señora que nos acompañó al hospital de Barcelona también tiene leishmaniasis, al igual que un vecino”, dijo.

José Villegas, habitante de Sabana de Uchire, también conoce a personas infectadas. Su sobrina es una de ellas, se contagió hace 40 días y “ya tiene tratamiento”, expresó. En su calle, hay enfermos en cuatro casas, una persona por casa.

Las máquinas de hemodiálisis en Portuguesa se lavan con vinagre

Fumigación, control sanitario

Los vecinos de Sabana de Uchire exigen a las autoridades fumigación y control sanitario. A la gente le preocupa que los casos se disparen ante la falta de dinero para cubrir un tratamiento médico y viajar tres horas en autobús hasta Barcelona.

“Cada pasaje cuesta tres dólares y debes tener diez dólares adicionales para pagar un carro exprés de regreso, porque si se te hace tarde no alcanzas el autobús, que sale a las 2:30 de la tarde. Además, debes comer y prever que tienes que comprar de todo para que te atiendan”, explicó Uriepero.

En la comunidad, la gente quema cartones de huevos para espantar a los mosquitos, pero la técnica no es suficiente porque vuelven a aparecer en cuanto se agota el humo.

“No todos los vecinos tienen mosquiteros en sus casas porque no tienen dinero”, dijo Villegas, quien teme que ocurra una epidemia ante el aumento de los casos. “Desde el 89 que no se veía un brote similar”, agregó.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a