23.7 C
Caracas
lunes, 16 mayo, 2022

260 familias de tres comunidades agrícolas en Sucre carecen de servicios básicos

-

Carúpano.- 260 familias que residen en las comunidades agrícolas de Caratalito, Sanguijuela de los Negros y Quebrada de Caratal, ubicadas en la parroquia Santa Catalina de la ciudad de Carúpano, capital del municipio Bermúdez en el estado Sucre, carecen de los servicios básicos: asfaltado, agua potable, aseo urbano y alumbrado público.

La carencia afecta a 40 niños que reciben clases en la Escuela Bolivariana Sanguijuela de los Negros, por la falta de asfaltado de la vialidad y la ausencia de transporte para trasladarse hasta la institución educativa.

Angélica Rivera, habitante de Sanguijuela de los Negros, relata que la falta de asfaltado en la zona alta ha afectado a la población en general. “Directa o indirectamente todos somos perjudicados por la falta de un transporte público fluido y permanente. Cuando llueve es imposible transitar por la comunidad. El gobernador del estado Sucre, Edwin Rojas, sabe de la situación, porque él estuvo aquí cuando las elecciones regionales”, aclaró.

Sin servicios

El servicio de agua potable por tubería es totalmente nulo en las tres comunidades, ya que desde hace 25 años este simplemente no existe y la única opción de los habitantes es esperar las altas precipitaciones para almacenar agua y poder llevar a cabo sus necesidades domésticas, de higiene y riego agrícola.


LEE TAMBIÉN: 

COMIENZA LA SEMANA CON OTRA PROTESTA POR FALTA DE AGUA EN GUARENAS

“Desde el terremoto de Cariaco de 1997, las tuberías en la comunidad terminaron de colapsar. Y nos surtimos de agua cuando llueve; por un lado es una bendición, porque cuando llueve tenemos agua para nuestras necesidades, pero la carretera se pone imposible para transitar”, expuso la afectada.

En la lista de carencias que sufren las comunidades se encuentra también la falta de aseo urbano, que ha ocasionado que sean vertidos desechos sólidos en las áreas posteriores de los hogares, lo cual crea focos de contaminación.

Los moradores incineran estos desechos y eso a su vez genera la contaminación del aire. Todo esto se combina con la proliferación de excrementos de animales producto de la escasez de agua, y sucede en la inmediata cercanía de la escuela.

La directora de la escuela, Begoña Azócar, manifiesta que las situaciones por la que atraviesan las comunidades perjudican directamente a los estudiantes, y esto trae consigo una baja en la matrícula. “Los representantes están retirando a los niños y los inscriben en escuelas que tienen mejor ubicación. Nosotros en la escuela no tenemos agua y eso trae muchos problemas; y la carencia de transporte afecta directamente a los docentes que venimos de otras zonas”, expuso.

Valores perdidos

Los habitantes del sector reclaman que no cuentan con un lugar para actividades sociales y físicas por el deterioro masivo en que se encuentra la cancha pública de la comunidad, lo que hace deficiente la actividad física, deportiva y recreativa.

María Molina, residente de la comunidad, sostiene que en el sector abunda la inseguridad porque muchas casas han sido víctimas de robos y se ha identificado cierta debilidad en la práctica de valores, lo que ha provocado acciones negativas, tales como drogadicción, violencia doméstica, embarazo precoz, mala higiene y deficiente seguridad integral.

También hay enfermedades endémicas (dengue, leishmaniasis, paludismo, chikungunya), además de desnutrición y padecimientos bronquiales. Por lo antes expuesto, los habitantes extienden un mensaje al gobernador del estado Sucre para que los tome en cuenta: “Señor gobernador, recuerde que la zona alta necesita de asfaltado y acueducto. Usted se comprometió en su campaña para gobernador y nosotros confiamos en usted”, agregó Rivera.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a