10 robos en un año registra escuela Luis Ormieres en Maturín

La delincuencia ha dejado a esta institución de Fe y Alegría sin techos en algunos salones, la biblioteca, la sala de informática, la capilla, el auditorio y la sala de docentes. Además, se han robado cocinas y neveras del área donde se preparan los alimentos de los alumnos

43
La biblioteca de la Unidad Educativa Padre Luis Olmieres está inhabilitada por falta de techos | Foto: Jesymar Añez

Maturín.- Este año, la Unidad Educativa Padre Luis Antonio Ormieres ha sido víctima del hampa en 10 oportunidades. La delincuencia dejó sin techo a algunos salones del área de segundo grado, la biblioteca, el auditorio, la capilla, la sala de informática y la sala de docentes; por si fuera poco, también se ha llevado cocinas y neveras del área donde se preparan los alimentos de los alumnos.

Esta es una institución adscrita a Fe y Alegría con 56 años de fundada, ubicada en el sector La Murallita de Maturín; actualmente tiene una matrícula de 1.456 estudiantes que llegan a ser técnicos medios. La subdirectora del plantel, Zurima Serrano, dijo que han enviado cartas a la milicia y la Policía del estado Monagas solicitando resguardo policial porque el único vigilante que tienen no se da abasto para resguardar las instalaciones.

LEE TAMBIÉN

11 BEBÉS ESPERAN CUPOS EN TERAPIA INTENSIVA NEONATAL EN MATURÍN

Sin embargo, sus peticiones no han sido atendidas así como aquellas enviadas a la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) en la que demandan solventar una falla eléctrica que deja a la infraestructura completamente oscuras cuando cae la noche, algo que facilita la acción de los delincuentes, que caminan por los techos para poder entrar a las aulas de clases.

La unidad educativa tiene 80% de su infraestructura en malas condiciones. Serrano espera que alguien pueda ayudarles a solventar su situación, pues la matrícula ha ido en aumento este año, especialmente por la calidad de la educación y los elevados costos de las matrículas en los colegios privados de la capital de Monagas.

Por otra parte, la institución también tiene déficit de pupitres; de hecho, cuatro aulas están sin ellos y han tenido que solventar con las mesas-sillas de la biblioteca, que está inhabilitada. Tienen fallas constantes con el servicio de gas doméstico, y por ello la semana pasada tuvieron que cocinar a leña para garantizar la alimentación de los alumnos.

La diáspora de maestros los ha afectado en menor escala: les faltan cuatro educadores. Esas vacantes son suplidas con representantes que han asumido el reto de enseñar. De hecho, no tienen docente para el área de inglés y por eso la cátedra es impartida por una estudiante que Serrano aseguró que está certificada para hacerlo.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 0 / 5. Votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO